martes, febrero 03, 2015

¿Qué es Una Sana Imagen de Sí Mismo?

clip_image001¿Qué es Una Sana Imagen de Sí Mismo?

Por David Murray

 “Usted debe basar su imagen propia en lo que la Palabra de Dios dice de usted, y no en las normas, volubles falsas ...”

“Según cómo te ves a ti mismo y cómo te sientes sobre ti mismo tendrá un impacto tremendo sobre qué tan lejos llegarás en la vida ....”

“La autoestima es que en sentimiento profundo que tienes de tí mismo. Es cómo te consideras a ti mismo, tu opinión o juicio de tu propia valía...”

Tu imagen de tí mismo es muy parecida a un autorretrato; es quién y lo que te imaginas que eres... .¿Quién crees que eres? "

Suena como un buen consejero bíblico no es cierto?

¡En realidad es Joel Osteen!

Y tiene razón. Justo en estas definiciones parciales de la imagen propia y la autoestima, y ​​justo en su evaluación de lo beneficioso que es una imagen propia exacta. Como dice en el capítulo 7 de Tu Mejor Vida Ahora:

“Un imagen propia saludable es uno de los factores clave en el éxito y la felicidad de cualquier individuo. La razón de porque su concepto de sí mismo es tan importante es: Es probable hablará, actuará y reaccionará como la persona que crees que eres. Los psicólogos han demostrado que tu vas a desempeñar de forma consistente en una manera en que esté en armonía con la imagen que tienes de ti mismo.”

Es de sentido común, ¿no es así?. Como Osteen dice:

“Si usted se ve como no calificado, insignificante, poco atractivo, inferior o inadecuado, es probable que actuará de acuerdo con sus pensamientos....Por otro lado, las personas que se ven a sí mismos como Dios los ve suelen ser felices por lo que son.”

Él también es esta en lo correcto al señalar que nuestra imagen propia puede ser en gran parte el resultado de lo que otras personas han dicho sobre nosotros o para nosotros, cómo otros nos han considerado. Así, su principal reto en este capítulo bien vale la pena escuchar:

“La pregunta es, ¿tu imagen de lo que eres se alinea correctamente con lo que Dios dice que eres?”

Una gran pregunta. Por desgracia, la respuesta de Osteen sobre lo que Dios dice que somos está totalmente equivocada en los tres tiempos de nuestra imagen propia - tiempo pasado, presente y futuro.

Tiempo Pasado: Quién era yo

Aunque Osteen hace referencia de pasada a algunos defectos e imperfecciones que algunos de nosotros podemos tener, no alcanza a llegar lo suficiente en su comprensión de la caída y el impacto corruptor del pecado sobre nosotros.

Es una parte vital de nuestra autoimagen entender que "nacimos muertos en pecados," con el corazón que es "engañoso sobre todas las cosas, y perverso", que "toda designio de nuestros corazones es de continuo solamente el mal", y que Dios está justamente enojado con nosotros en ese estado. Usted no encontrará este punto de vista bíblico humillante de quienes somos en ningún lugar de la escritura de Osteen.

En lugar de pecados, aparentemente tenemos solo algunos defectos de menor importancia que no sólo debemos aceptar, sino incluso amar, porque “así es como nuestro Padre celestial nos ama.” Osteen hasta parece cómodo con el efecto engreído y vanidoso de esta enseñanza:

“Tenemos que aprender a amarnos a nosotros mismos, las fallas y todo, no porque somos egoístas o porque queremos excusar nuestros defectos, sino porque asi es como nuestro Padre celestial nos ama. Usted puede mantener la cabeza en alto y caminar con confianza, sabiendo que Dios te ama incondicionalmente.”

Algunos podrían decir que Osteen se está refiriendo a los cristianos aquí. Parte del problema es que Osteen rara vez o nunca distingue entre el cristiano y el no cristiano. El se dirige a todo el mundo en la misma forma general y sin discriminación.

Pero aun si nosotros decimos que Osteen está hablando de un cristiano aquí, el cristiano debe recordar siempre lo que era antes de la conversión. No importa qué tan seguro y santificado él se vuelva, él debe recordar siempre lo que una vez fue. Vemos esto en varias ocasiones en el testimonio del Apóstol Pablo y en otros cristianos eminentes a través de los años. Una autoimagen sana debe tener en cuenta lo poco saludable que somos.

Tiempo presente: Quién soy

Hay cuatro áreas importantes de la imagen propia en tiempo presente.

1. Ahora soy un santo Esto es la parte más importante — Y debe ser el más destacado —de la imagen propia del cristiano. Considere esta muestra de resúmenes acerca de lo que Dios ha hecho por nosotros, todo a través de Cristo, todo por la gracia, y todos los elementos esenciales de nuestra imagen propia.

  • He nacido de nuevo
  • Soy perdonado
  • Soy justificado
  • Soy aceptado
  • Soy redimido
  • Soy adoptado
  • Estoy habitado por Dios, y así sucesivamente...

2. Todavía soy un pecador. A pesar de que todo lo anterior es cierto, nuestra naturaleza original corrupta sigue siendo una parte muy importante de nosotros. De nuevo, esto es a la vez una causa de nuestra humildad (Romanos 7) y un trampolín para entrar cada vez más en el amor constante de Dios por nosotros a pesar de nuestros pecados y pecaminosidad continuos.

3. Soy dotado por Dios. Aunque el ser dotado es donde el mundo comienza erróneamente la imagen propia, los cristianos deben no exagerar ignorándolo. No debemos permitir que nuestra prioridad de lo espiritual, y nuestros puntos de vista de nuestra depravación total y nuestra continua batalla con el pecado, expriman toda consideración de cómo Dios nos ha bendecido con dones naturales. No hay nada malo, es bastante bien, en animarnos a nosotros mismos y a los demás cristianos, reconociendo la bendición de Dios a los demás con personalidades atractivas y útiles, y dones y habilidades naturales también maravillosos.

4. He sido bendecido con relaciones. La opinión de Osteen de la imagen propia es demasiado egoísta. Está totalmente centrado en el individuo, aislado y separado de los demás. Pero una gran parte de lo que somos se define por con quienes estamos relacionados e involucrados en nuestras vidas. No podemos definirnos nosotros mismos sin definirnos nosotros mismos en relación a los demás - nuestro valor para ellos y para nosotros.

Tiempo Futuro: Quién voy a ser

Una gran parte de ser humano es tener un enfoque futuro; ver de cara a la clase de persona que queremos ser y lo que vamos a hacer en el futuro. Joel Osteen sin duda tiene un futuro en su visión de la imagen de sí mismo, pero está totalmente centrada en el éxito en este mundo – en lo que vamos a ganar, lo que vamos a tener, lo que vamos a lograr. Todo es cuestión de ganarlo aquí abajo, acerca de convertirse en un campeón en nuestras carreras y otras esferas terrestres.

La opinión de la Biblia de nuestro futuro está muy centrado en el cielo (y luego los nuevos cielos y la nueva tierra) y de lo que Dios todavía va a hacer para nosotros, por nosotros, y con nosotros cuando Él glorifique nuestras almas en la muerte y luego nuestros cuerpos en la resurrección general. Esta esperanza futura crea un optimismo y anticipación gozosa mientras miramos hacia adelante a cómo Dios va a transformar nuestras imágenes imperfectas a Su imagen perfecta. En palabras esto encapsula los tiempos pasado, presente y futuro de una imagen propia sana, el apóstol Juan escribió:

“Mirad cuán gran amor nos ha otorgado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; y eso somos. Por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a El. Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser. Pero sabemos que cuando El se manifieste, seremos semejantes a El porque le veremos como El es. Y todo el que tiene esta esperanza puesta en El, se purifica, así como El es puro.” (1 Juan 3: 1-3).