martes, febrero 17, 2015

El Asesino que Se Convirtió En Un Misionero

clip_image001El Asesino que Se Convirtió En Un Misionero

Por Nathan Busenitz
* Nota: Este artículo ha sido actualizado. Y por actualizado, me refiero completamente cambiado.

El artículo que originalmente publicado esta mañana era una increíble historia de intriga, conspiración, y de conversión dramática. Se trataba de un ex agente de la KGB llamado Sergei Kourdakov que violentamente persiguió a la iglesia en Rusia sólo para salvarse radicalmente en Estados Unidos donde comenzó a trabajar con Underground Evangelis –un ministerio con sede en California que ayudó a pasar de contrabando Biblias en los países comunistas.
Él era como una versión moderna de apóstol Pablo, arriesgando su vida para servir a la misma gente que antes había perseguido. Los paralelismos con el testimonio de Pablo eran obvias y convincentes. Por otra parte, los detalles de la vida de Kourdakov fueron organizados de manera convincente en una autobiografía publicada por Fleming H. Revell poco después de su muerte (en 1973).

Su historia ha sido contada varias veces en los libros y sermones. Incluso Wikipedia alberga un artículo proponiendo los detalles del testimonio increíble de Kourdakov.


Mi artículo  de esta mañana transmitió con precisión los detalles de la autobiografía de Sergei. El problema es que su autobiografía parece haber sido una obra de ficción, en lugar de los hechos.
Gracias a mi amigo y colega blogger, Tim Challies, descubrí que la historia Kourdakov relata en su autobiografía es más probablemente falsa. Christianity Today cuenta la historia completa en este enlace .
Yo no había sido consciente de la controversia en torno a la historia de Sergei Kourdakov antes de ver a ese enlace. Pero ahora que he leído el artículo de allí, no puedo en buena conciencia dejar mi post anterior en línea.

Si la historia de Kourdakov es de hecho falsa, es un buen recordatorio (para mí) de la necesidad de verificar todo con cuidado. Una de mis manías son las ilustraciones para sermones que no son ciertas. Al parecer, en esta ocasión, puedo haber sido culpable, sin saberlo, de usar tal ilustración.
En consecuencia, les dejo esta retracción - posiblemente el primero en la historia de The Cripplegate. Aunque podría no ser la última, luego, espero hacerlo mejor en vetar historias como esta antes de que los publique.