lunes, febrero 16, 2015

La Palabra Favorita de RC Sproul

clip_image002La Palabra Favorita de RC Sproul

Por David Murray

Al parecer mis palabras favoritas en 2014 fueron "maximizar" y "minimizar". ¿Cómo lo sé? Un miembro de mi congregación me lo dijo en broma. Hasta entonces no tenía ni idea de que yo estaba usando estas palabras tanto.

Mientras he estado leyendo a través de una serie de libros RC Sproul recientemente, hay una palabra que reaparece una y otra vez. Por ejemplo, aparece 58 veces en La Santidad de Dios, y 78 veces en el comentario del Dr. Sproul de 1 y 2 Pedro. ¿Puede ver por qué lo llamo su palabra favorita? Y ¿cuál es?

“La justicia.”

A diferencia de mí, sin embargo, creo que el Dr. Sproul es plenamente consciente de la frecuencia con la que usa esta palabra. Él la utiliza de manera consciente y deliberada. Es una decisión calculada, creo, tomada en parte debido a la importancia histórica de la palabra en la Teología Reformada, pero sobre todo porque está en peligro de ser olvidada por algunos y distorsionada por otros. ¿Por qué es tan importante esta palabra?

1. “La justicia” nos ayuda a entender el carácter de Dios

En La Santidad de Dios, el Dr. Sproul distingue entre dos clases de justicia divina: la justicia interna de Dios y Su justicia externa.

La justicia interna de Dios es la excelencia moral de su carácter. Tiene sus raíces en su pureza absoluta ... .Como un Dios santo, El es totalmente incapaz de un acto profano.”

La Justicia externa de Dios es Su comportamiento externo. Como lo que Dios hace es siempre coherente con quién es Dios, en toda la eternidad Dios nunca ha hecho algo torcido. Nunca vemos injusticia en Dios o hecha por Dios.

2. “La justicia” nos ayuda a medir el pecado

La justicia interna y externa de Dios es la norma que debemos alcanzar y cualquier déficit, externo o internamente, es pecado.

El Dr. Sproul nos desafía a reconsiderar las implicaciones más profundas del pecado más pequeño. Cuando pecamos "estamos diciendo que no a la justicia de Dios. Estamos diciendo, 'Dios, Tu ley no es buena. Mi juicio es mejor que el Tuyo.”

3. “La justicia” nos ayuda a comprender la misericordia

Cuando Dios salva a un pecador, Él nunca lo hace a causa de la justicia del pecador. En Deuteronomio 9:4-6, Dios recuerda a los israelitas tres veces que no era a causa de su justicia que El derrotaría a los cananeos.

Pero tampoco El salva al pecador, a expensas de Su justicia, haciendo a un lado Su justicia. Eso sería injusticia. El Dr. Sproul dice:

“La misericordia no es justicia, pero también no es injusticia. La injusticia viola la justicia. Misericordia manifiesta bondad y gracia y no hace violencia a la justicia. Podemos no ver justicia en Dios, que es misericordia, pero nunca veremos injusticia en Dios.”

4. “La justicia” nos ayuda a comprender la justificación

Si no somos salvos por nuestra propia justicia ni por Dios dejando a un lado Su justicia, ¿cómo entonces somos salvos?

Por la propia justicia perfecta de Cristo siendo imputada a nosotros. Sólo por la posesión de la justicia divina podemos sentirnos en paz en la presencia del Dios de toda justicia.

“Cuando ponemos nuestra confianza personal para la salvación en Cristo y en Él, entonces, Dios transfiere a nuestra cuenta de toda la justicia de Jesús.”

En su comentario sobre 1 y 2 Pedro, el Dr. Sproul se esfuerza en señalar que se trata de un asunto jurídico en que aunque no se intercambia bienes inmuebles, el título de propiedad se transfiere.

“Nunca debemos despreciar esa transferencia, esa imputación de justicia, que nos fue dada gratuitamente por Dios cuando ponemos nuestra confianza en Cristo. Debido a eso, el Padre ve a Su Hijo, sin mancha ni defecto, cuando nos mira a nosotros.”

Si la “justicia” es la palabra favorita de Dr. Sproul, “la imputación de la justicia” es su frase favorita.

“No hay una doctrina más preciosa que la de la imputación de la justicia de Cristo a la cuenta del creyente, porque la única justicia por la cual alguna vez seremos salvos ante Dios es la justicia de Cristo.”

5. “La justicia” nos ayuda a oponemos al catolicismo romano

Si hay una cosa que motiva el amor del Dr. Sproul de la Reforma y su oposición permanente al romanismo, es la diferencia entre las perspectivas Católicas y Reformada de la justificación:

“El gran debate del siglo 16 de vino en dos palabras - infusión e imputación. Roma sostuvo que uno no puede ser declarado justo por Dios hasta o a menos que la justicia sea inherente en el alma de esa persona, mientras que los reformadores declararon que, según las Escrituras, somos justificados en el momento en que la justicia de Cristo es transferida a nosotros por la fe ".

Debido a que la justicia de Cristo es perfecta y nunca disminuye, jamás puede haber ningún aumento o disminución de la justicia de un creyente.

6. “La justicia” nos ayuda a entender la vida cristiana

El Dr. Sproul admite que la "justificación por la fe puede ser vista como una licencia para pecar. Si tenemos la justicia de Cristo, ¿por qué preocuparse por cambiar nuestros malos caminos? Puesto que nuestras buenas obras no pueden llevarnos a entrar en el cielo ¿por qué debemos preocuparnos por ellas?”

El correctamente replica: “Tales preguntas nunca debe pasar por encima de los labios de una persona verdaderamente justificada.” Y continúa:

“La meta del crecimiento cristiano es el logro de la justicia ... .En el mundo cristiano de hoy, tal declaración puede sonar radical. Los cristianos casi nunca hablan de justicia. La palabra casi se ha convertido en una mala palabra.”

La palabra especial del Dr. Sproul es una mala palabra para muchos cristianos. Eso es desesperadamente triste. Y mortalmente seria.