miércoles, noviembre 05, 2014

Cerrando las Brechas Entre la Biblia y el Cerebro

clip_image002Cerrando las Brechas Entre la Biblia y el Cerebro

Por John MacArthur

La Biblia ha existido desde hace miles de años. Eso es un enorme abismo de la historia por cruzar para el lector moderno. ¿Cómo hemos de entender lo que los escritores de la Biblia estaban diciendo, así como las diversas circunstancias en que vivían?

Una de las respuestas populares desde púlpitos modernos a esas preguntas es transportar nuestro contexto moderno dentro del texto bíblico. Cuando la Escritura nos dice que Jesús montó un burro en Jerusalén (Mateo 21: 6-10), los predicadores de la prosperidad equiparan esto con Jesús conduciendo un Ferrari a la Casa Blanca. Igualmente, los defensores de la justicia social, se extrañan pensar que es un modelo para la organización de una protesta. Ninguno de los enfoques se ocupa de lo que Mateo nos está diciendo. El pastor fiel (y estudiante de la Biblia) deben llevar a su congregación a través del puente histórico y sumergirlos en la cultura y el contexto de los autores bíblicos.

Hay cuatro brechas interpretativas que el debe cruzar:

1. El Idioma

Hablamos español, pero la Biblia fue escrita en hebreo y griego, y algunas partes en arameo (que es similar al hebreo). Esa brecha de lenguaje debe ser superada con el fin de entender correctamente las Escrituras. Por ejemplo, en 1 Corintios 4:1 el apóstol Pablo dice: "Que los hombres nos vean como ministros de Cristo” (KJV). Cuando pensamos en la palabra en español ministro, pensamos en un primer ministro o el ministro de Defensa. Mucha gente se refiere a su pastor como ministro. Un ministro es algo elevado; ies un término digno. Pero la palabra griega es huperetes, lo que significa un galeote de tercer nivel en un barco. Pablo quería que los demás pensaran en él como un humilde esclavo, alguien sin poder, autoridad, o derechos –para Jesucristo. Nunca obtendríamos esto del término en español. ¿Por qué? Porque hay una brecha lingüística.

Uno de los beneficios de las traducciones nuevas o actualizadas al español es que los traductores modernos son capaces de reunir la mejor comprensión de las palabras antiguas con cómo se utilizan palabras en español y comprendidas hoy. Por ejemplo, la La Biblia de las Americas traduce "ministro" como "servidores" en ese texto. Afortunadamente, muchas palabras griegas y hebreas se traducen bien en español, pero incluso las traducciones modernas no siempre pueden transmitir el significado completo de las palabras antiguas.

Es por eso que es fundamental estudiar las palabras en la Biblia, sobre todo en el Nuevo Testamento. ¿Qué herramientas necesita para este tipo de estudio? Además de una buena traducción moderna y una buena concordancia, usted debe conseguir el Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento (de WE Vine Moody Press, 1985). Es muy útil para alguien que no sabe griego. Usted puede buscar cada palabra en español, y le dirá el significado griego. Será una gran ayuda para usted al estudiar la Biblia.

2. La Cultura

Diferencias culturales antiguas es otra brecha que deben superar en el estudio bíblico. Si no entendemos la cultura de la época en que se escribió la Biblia, nunca vamos a entender su significado. Por ejemplo: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1: 1). ¿Qué significa eso?¿Por qué no dijo, "En el principio era Jesús”? Bueno, él utilizó “Verbo” porque era la lengua vernácula en ese momento. Para los griegos el término Verbo fue utilizado para referirse a un tipo de energía etérea, espacial que estaba flotando alrededor. Juan dijo a los griegos que esa causa flotante, que lo que causó todo, esa energía espacial, ese poder cósmico, no es otro que el Verbo que se hizo carne (1:14).

Para el Judio, el término Verbo era siempre la manifestación de Dios, porque "el Verbo del Señor" fue siempre Dios emanando Su personalidad. Cuando Juan dijo que "el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros", estaba identificando a Jesucristo, la encarnación de Cristo, como la misma emanación de Dios. En el texto, por lo tanto, reune la mente griega y la mente hebrea con la palabra correcta que capta ambos puntos vitales.

Esto continúa a lo largo de la Biblia. Si usted no entiende las ideas religiosas del gnosticismo, se perderá una gran cantidad de significado de Colosenses y 1 Juan. Si usted no entiende la dinámica de la cultura judía en las ciudades gentiles, se perderá la causa del fuerte lenguaje de Pablo contra los judaizantes en Gálatas. Si usted no entiende la mentalidad judía, se perderá los aspectos importantes del libro de Mateo. Debe haber una comprensión cultural para entender completamente la Biblia.

Algunos libros que le ayuden en esta área son La Vida y los Tiempos de Jesús el Mesías por Alfred Edersheim (Eerdmans, 1974) y Comentario del Nuevo Testamento por William B. Barclay (Westminster, 1975). Las ideas de Barclay sobre la cultura son muy buenas a pesar de su mala teología.

3. La Geografía

La geografía sitúa un papel importante en toda la Biblia, y por lo tanto se une al idioma y la cultura como otra brecha que es preciso cruzar. La comprensión de las direcciones, distancias, el terreno, el tamaño de las ciudades y su importancia estratégica puede hacer una diferencia significativa en la comprensión de un texto en particular. Los detalles geográficos rara vez, o nunca, cambian el significado del texto. Sin embargo, añaden riqueza de color y profundidad a una página en blanco y negro de otra manera plana.

El agua tibia sucia que desembocaba en Laodicea no era rival para las famosas aguas termales en las cercanías de Hierápolis, ni los claros arroyos de las montañas frías de Colosas. Sólo esa información básica ayuda a traer gran detalle al anuncio de que Cristo vomitaría a los laodicenses tibios de su boca, ya que no eran ni demasiado fría o caliente (Apocalipsis 3: 14-16). El Monte de los Olivos, donde Jesús oró en el jardín, es el lugar donde la gloria del Señor ascendió después de salir del templo (Ezequiel 11:23). Cuando Jesús regrese en toda su gloria Él descenderá y Sus pies tocarán el suelo en esa misma montaña (Zacarías 14: 4). Los detalles geográficos no sólo nos permiten visualizar muchos pasajes, sino que también nos ayudan a hacer conexiones de otro modo oculto. Un buen atlas de la Biblia es una herramienta de referencia muy valiosa que puede ayudar a comprender la geografía de la Tierra Santa.

4. La Historia

Por último, conocer la historia detrás de un pasaje también ayudará a su comprensión. En el evangelio de Juan, la clave para entender la interacción entre Pilato, los Judios, y Jesús se basa en el conocimiento de la historia. Cuando Pilato llegó al poder en Judea, enfureció a los Judios por traer lo que los Judios percibían como imágenes idolátricas dentro de Jerusalén. Algún tiempo después los Judios le informaron al emperador Tiberio, cuando los contrarió por un acto similar. Tiberio era menos que comprensivo con Pilato. En un intento por evitar otra confrontación con los Judios, Pilato permitió que Cristo fuese crucificado. ¿Por qué tenía miedo? Debido a que ya tenía un historial podrido, y su trabajo estaba en juego.

El espacio no me permite entrar en detalles, pero un estudio fascinante que enriquecerá enormemente su comprensión es la historia entre los Judios y samaritanos. La historia entre estos dos grupos le ayudará a entender por qué cualquier intersección entre Jesús y Samaria era escandaloso para los Judios, y por qué un pueblo samaritano se negó a acoger a Jesús y sus discípulos, lo que llevó a Santiago y a Juan para pedirle a Jesús permiso para llamar fuego del cielo y consumiera el pueblo (Lucas 9: 51-56).

La Biblia es un libro de historia, pero hay un montón de historia fuera de la Biblia que afecta directamente a lo que está escrito en la Biblia. Una comprensión cada vez mayor de la historia le abrirá el significado de la Biblia. Una fuente excelente es La Zondervan Pictorial Encyclopedia of the Bible (Zondervan, 1976).

Conclusión

Interpretar la Biblia significa cerrar esas cuatro lagunas. Mientras interpreta el significado de las Escrituras mediante el uso de las diferentes fuentes, usted cerrará la brecha del idioma, la brecha de la cultura, la brecha de la geografía, y la brecha de la historia. Con esas piezas de información en el lugar, usted estará listo para aplicar los principios de la interpretación de la Biblia. Y vamos a examinar eso el próximo artículo.

(Adaptado de How to Study the Bible )


Disponible en línea en: http://www.gty.org/resources/Blog/B141105
COPYRIGHT © 2014 Gracia a Vosotros