martes, noviembre 11, 2014

10 Hábitos que se Deben Evitar en el Matrimonio

clip_image00210 Hábitos que se Deben Evitar en el Matrimonio

Por Jolene Engle

Hábitos. Todos los tenemos. Algunos son buenos y otros no tan buenos. Siendo que me encanta el contraste cuando se está aprendiendo, yo pensé en compartir con ustedes una lista de hábitos que evito en mi matrimonio y las razones por las las hago, (todo desde una perspectiva bíblica, por supuesto!)

1. Palabras ásperas. Las palabras son importantes y si creo que me importan, probablemente son importantes para mi marido. Así que elijo mis palabras cuidadosamente. El viejo dicho, "Palos y piedras pueden romper mis huesos pero las palabras nunca me harán daño," es una gran mentira. Permitir o dar palabras duras uno al otro hará que el matrimonio se desmorone. Morder mi lengua cuando yo sé que no debería responder de una manera llena de pecado no es siempre una decisión fácil, pero hablar palabras duras es algo que trato de evitar a toda costa. Una vez que suelte esas palabras, nunca las puede regresar. Tratar de ser una mujer que hace lo contrario a su carne; sea una mujer amable.

Abre su boca con sabiduría, y hay enseñanza de bondad en su lengua. . Proverbios 31:26

2. El descuido de la intimidad física. Cuando la vida se vuelve ocupada y una nueva pasión de nuestro matrimonio se viene abajo, es una respuesta natural ser complacientes con nuestra intimidad física. Ahora, no estoy hablando de retener la intimidad física, aunque esto es algo que evito también, lo que me refiero aquí no es ser intencional acerca de la conexión con mi marido. Intencional es la palabra clave. Tengo que ser consciente de que yo no permito que otras actividades (o incluso pruebas) consuman mi tiempo y atención. Si no soy cuidadosa, entonces la vida podría apagar rápidamente la intimidad en nuestro matrimonio. Me gusta tener un marido cariñoso y quiero ser conectada a él y una de las maneras en que esto ocurre es a través de la intimidad física. Esto significa que tenemos que trabajar a través de nuestros problemas y no dejar que prosperen en nuestros corazones de lo contrario mi matrimonio será nulo de intimidad. Trato de evitar un matrimonio platónico porque un matrimonio platónico es como conformarse con el pan añejo que es comestible, pero no es delicioso!

3 Que el marido cumpla su deber para con su mujer, e igualmente la mujer lo cumpla con el marido. 4 La mujer no tiene autoridad sobre su propio cuerpo, sino el marido. Y asimismo el marido no tiene autoridad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. 5 No os privéis el uno del otro, excepto de común acuerdo y por cierto tiempo, para dedicaros a la oración; volved después a juntaros a fin de que Satanás no os tiente por causa de vuestra falta de dominio propio. 1 Cor. 7:3-5

3. El deseo de adoración propia. Me gusta tener la vida girando en torno a mí y mis caminos alrededor. Me gusta estar en lo correcto, pero no sólo por un tiempo, sino todo el tiempo. Y es una respuesta natural para mí hacer excusas por mi pecado y luego echarle la culpa a mi marido. En pocas palabras, tengo que reconocer mi pecado y adorar sólo a Jesucristo. Tratar de tener un matrimonio en el que es todo acerca de mí es un ídolo de mi corazón!

“No tendrás otros dioses delante de mí.” Éxodo 20: 3

4. Un espíritu impaciente y legalista. No quiero ser una esposa rastreadora de pecado. Sé que me casé con un pecador al igual que mi marido. Cada persona que conozco se queda corta.

Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios. Romanos 3:23

5. La falta de integridad. Tengo que ser una mujer de palabra, así que mi marido puede confiar con seguridad en mí. Si rompo la confianza en mi matrimonio, yo pierdo el corazón de mi esposo. Si su corazón es duro hacia mí, el va a estar distante, indiferente, y falto de amor – todas las cosas que no quiero que él sea.

En ella confía el corazón de su marido, y no carecerá de ganancias. Proverbios 31:11

6. Ser una esposa insolidaria. Mi marido y yo hemos pasado por muchas pruebas y una cosa que he aprendido es a ser su aliada, no su enemiga. Quiero tener un amigo y animador de pie a mi lado cuando voy a través de las tormentas de la vida y una de las maneras en que esto se lleva a cabo en mi matrimonio es al ser una esposa de apoyo a mi hombre.

Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente! Eclesiastés 4:12 (NVI)

7. Dar mi lealtad a familiares y amigos en vez de a mi marido. Yo llevo su apellido. Él es mi hombre y yo soy su mujer. Si no lo apoyo, ¿quién lo hará? Él y yo somos una sola carne y debido a esto mi lealtad siempre va a él antes que nadie.

Por tanto el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Génesis 2:24

8. Un amargo e implacable corazón. Este es el beso de la muerte para un matrimonio. Puedo albergar rencor durante todo el día, pero estaría fuera de la voluntad de Dios si lo hiciera.

4 El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia el amor no es jactancioso, no es arrogante; 5 no se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido. 1 Cor. 13:4-5

9. Emocionalmente indisponible. Si no aprendo a conciliar las cosas con mi hombre cuando nos vemos a los ojos entonces voy a tener la tendencia a querer alejarme de estar conectada emocionalmente de él. Es realmente algo inmaduro. Es como el chantaje emocional o una rabieta emocional que me gustaría lanzar. El lastimó mis sentimientos y por lo tanto, no quiero hablar con él de nuevo. Sí, a veces sólo tengo que dejar de vanagloriarme. clip_image003

26 Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, 27 ni deis oportunidad al diablo. Ef. 4:26-27

10. Un calendario continuo y exigente. Cuando mi agenda está llena hasta el borde y no tengo tiempo para hablar siquiera con mi marido en una base regular para ver cómo le está yendo, entonces mi agenda está demasiado llena. Es hora de escalar las cosas de nuevo para que pueda dedicar parte de mi tiempo a invertirlo en él, nuestra amistad y nuestro matrimonio, porque esta relación se presenta ante todos los demás.

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. Proverbios 31:10

¿Cuáles son algunos hábitos que usted evita en su matrimonio? Me encantaría escuchar tus pensamientos en los comentarios!

Vive una vida derramada por Cristo,

clip_image004