viernes, noviembre 14, 2014

Un Perfil de Integridad

clip_image001Un Perfil de Integridad

Por Mike Riccardi

Porque nuestra satisfacción es ésta: el testimonio de nuestra conciencia que en la santidad y en la sinceridad que viene de Dios, no en sabiduría carnal sino en la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo y especialmente hacia vosotros. Porque ninguna otra cosa os escribimos sino lo que leéis y entendéis, y espero que entenderéis hasta el fin, –2 Corintios 1:12-13 —

En la época en que escribió 2 Corintios, el apóstol Pablo se enfrentaba a acusaciones falsas en contra de su carácter y ministerio. Los falsos maestros, que decían ser apóstoles de Cristo, se infiltraron en la iglesia de Corinto y, con el fin de debilitar la influencia de Pablo por el bien de su propio crecimiento, lanzaron un ataque a gran escala sobre la legitimidad de Pablo como apóstol. Gran parte de 2 Corintios es una defensa de la integridad de Pablo como ministro del Evangelio. Y comienza esa defensa declarando que su conciencia se desprende de las acusaciones que se le imputaban.

Pero él sabe que habría sido demasiado fácil para los hipócritas que habían sido cauterizados en su conciencia simplemente apelar a su conciencia con el fin de quitarse a todos de encima. En 2 Corintios 1: 12-13, Pablo explica que el testimonio de su clara conciencia es algo más que un retiro de un sentido privado e interior del estado de su corazón que nadie puede ver o verificar. Su clara conciencia está fundada sobre la vida verdadera de integridad. Y esa vida de integridad está marcada por una serie de cosas.

Sencillez

En primer lugar, Pablo dice que él mismo se ha conducido en simplicidad. Se trata de la palabra griega haplotes. Significa "solo", "indiviso." Es simplicidad como lo contrario de duplicidad. Pablo usó este término en Colosenses 3:22 para exhortar esclavos a obedecer sinceramente a sus amos terrenales, y no sólo para hacer un buen espectáculo de las cosas: "Esclavos, obedeced en todo a vuestros amos en la tierra, no con servicio externo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con sinceridad (o sencillez, la misma palabra) de corazón, temiendo al Señor.” En otras palabras, no obedecer a sus amos de un modo meramente externo; no trabajar en la duplicidad de trabajar de buena gana cuando su jefe le ve, pero luego aflojar cuando él no está a su alrededor. Obedece con sencillez de corazón - sea la misma persona todo el tiempo, a sabiendas de que su objetivo no es meramente agradar a los hombres, sino al Señor, ante cuya presencia aparece siempre.

Y así, cuando Pablo dice que él se ha conducido en la simplicidad en su ministerio a los Corintios, esto significa que no hay partes complejas al carácter de Pablo, como si él se retratase a sí mismo como una persona superficial, pero por debajo era realmente otra persona. No hubo exterior artificial a Pablo del que habría que penetrar hasta llegar al verdadero Pablo. No había astucia o maquinación solapada por su parte a que parecía ser algo que no era, de manera que pudiera tomar ventaja de los corintios. Con Pablo, lo que ves es lo que es.

Sinceridad

En segundo lugar, estrechamente relacionada con la simplicidad, Pablo dice que él mismo se ha conducido en sinceridad. Esta es una palabra griega fascinante: eilikrineia. Es una palabra compuesta, de helios, "sol", y krino, "juzgar." Literalmente: "juzgado por el sol."

Ahora, ¿qué sentido tiene eso? Bueno, una de las industrias más grandes de la época de Pablo era la industria de la cerámica. Y, al igual que cualquier otra cosa, los diversos tipos de cerámica difieren en calidad. La calidad de la cerámica más bajo era espesa, sólida y fácil de hacer. Pero la mejor alfarería era más delgada y por lo tanto más frágil. A menudo, cuando la cerámica fina estaba siendo cocida, se rompería en el horno. Ahora, en lugar de descartar los vasijas que estaban rotas, los comerciantes deshonestos llenarían las grietas con una cera dura nacarada que se mezclaba con el color de la cerámica en que fue pintado. clip_image002 A la luz ordinaria, nadie podría notar la diferencia. Pero cuando usted llevaba un pedazo de cerámica hasta la luz del sol para probarla, usted sería capaz de ver la imperfección, porque la cera parecía más oscura que el resto de la vasija. Los comerciantes honestos solían estampar sus productos con el término latino "sine cera", que significa "sin cera". Y "sine cera," es donde obtenemos nuestra palabra en español para "sincero".

Y así Pablo dice: "Por la gracia de Dios, mi conducta es 'a-prueba-de-sol.' Puedes probar mi vida a la luz del sol de la de la Palabra de Dios, y no encontrarás grietas en mi carácter que yo haya tratado de rellenar con cera artificial. No estoy maquinando con engaño para parecer de una forma delante de los hombres, mientras que al mismo tiempo ser algo diferente debajo de la superficie." Incluso dice en 2:17: “Pues no somos como muchos, que comercian con[a] la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios y delante de Dios hablamos en Cristo.” El hombre o la mujer de integridad vive toda su vida en la búsqueda, candente luz de la presencia de Dios mismo. Y se mantiene al brillo de Su luz estampado sine cera, sin la cera.

No en Sabiduría Carnal

A continuación, Pablo dice que él no se ha conducido en sabiduría carnal. La sabiduría carnal es el tipo de astucia mundana y la inteligencia astuta que marca a los que son ambiciosos, aquellos que desean ponerse adelante y tomar el poder, la influencia y el reconocimiento.

En Santiago 3:13-18, Santiago contrasta la verdad y la sabiduría celestial con sabiduría carnal:

“13 ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Que muestre por su buena conducta sus obras en mansedumbre de sabiduría. 14 Pero si tenéis celos amargos y ambición personal en vuestro corazón, no seáis arrogantes y así mintáis contra la verdad. 15 Esta sabiduría no es la que viene de lo alto, sino que es terrenal, natural, diabólica. 16 Porque donde hay celos y ambición personal, allí hay confusión y toda cosa mala. 17 Pero la sabiduría de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, condescendiente, llena de misericordia y de buenos frutos, sin vacilación, sin hipocresía. 18 Y la semilla cuyo fruto es la justicia se siembra en paz por aquellos que hacen la paz.”

Usted ve, el hombre de integridad no emplea la sabiduría carnal, pretendiendo ser algo que no es para que pueda aprovecharse de las personas en su propio beneficio. Él no está motivado por los celos, la arrogancia y la ambición egoísta que busca el poder y la influencia.

En la Gracia de Dios

En cambio, él se comporta, en cuarto lugar, en la gracia de Dios. Observe cómo drásticamente la sabiduría carnal está en contraste con la gracia de Dios aquí. Ellos son mutuamente excluyentes. Si usted va a operar en sabiduría carnal, intrigante y astuta con el fin de asegurar posiciones de influencia, usted está totalmente fuera de la gracia de Dios. Pero si usted está sometiendo conscientemente su vida al santo poder, energizante de la gracia de Dios, usted habla como lo hizo Pablo en 2 Corintios 4:2, donde dice: “sino que hemos renunciado a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino que, mediante la manifestación de la verdad, nos recomendamos a la conciencia de todo hombre en la presencia de Dios.”

Lo Que Ves es lo Que Es

clip_image003 Y así Pablo dice: "Yo mismo me he conducido con integridad. Mi conducta ha estado marcada por la sencillez y la sinceridad dada por Dios, no en sabiduría carnal sino en la gracia de Dios.” Y luego, en el comienzo del versículo 13 da un ejemplo de esa integridad. Él dice: “Porque ninguna otra cosa os escribimos sino lo que leéis y entendéis, y espero que entenderéis hasta el fin.”

Los falsos apóstoles acusaron a Pablo de vacilante (cf. 2 Co 1:17 ). Dijeron que su sí a veces era no, y su no era a veces sí; escribió una cosa pero significa otra; sus cartas eran fuertes e impresionante, pero él se comportó de manera muy diferente en persona (cf. 2 Cor 10:10 ).

Y Pablo dice: "No, en absoluto!", no escribe otra cosa que lo que pueden leer y entender. No hay necesidad de leer entre líneas. No hay significados ocultos o agendas secretas en sus cartas. No había doble sentido del que los Corintios tenían que descifrar para llegar a su verdadera intención. Él no estaba "tratando de comunicar" algo disimulando su significado en tópicos engañosos. Como ha dicho John MacArthur, "Pablo escribió lo que quería decir, y quería decir lo que él escribió. Sus cartas eran claras, sencillas, coherentes, genuinas, transparentes y sin ambigüedades.”

¿Cómo lo mide usted?

Se trata de un perfil de vida de integridad que es la receta para la conciencia tranquila. Ahora tenemos que preguntarnos a nosotros mismos: mediante esta norma, ¿somos hombres y mujeres de integridad?

¿Es usted se comporta con sencillez? ¿Eres la misma persona en el interior que usted presenta ser externamente? ¿O eres hipócrita? ¿Tiene usted sólo una personalidad "cristiana" que usted emplea para impresionar a sus amigos cristianos y sus pastores? ¿Usted pretende ser algo que no es, porque estás tan enamorado de la gloria de los hombres que ha dejado de trabajar por la recompensa que Dios da?

¿Se conduce usted en sinceridad? Si su vida se sostuviese a la luz del sol de la Palabra de Dios, ¿tendría estampado sine cera, sin cera? ¿O la luz ardiente del propio rostro de Dios revelaría grietas en sus carácter – grietas que muestran que usted está fingiendo ser algo que no es? Tal vez usted está tratando de llenar artificialmente esas grietas con la cera de la moralidad cristiana externa –asistencia a la iglesia, estudio de la Biblia, platica espiritual. Pero por debajo de usted sabe que está en otra cosa.

¿Rechaza usted la sabiduría carnal? ¿Renuncias a todas las formas vergonzosas y turbias? ¿O es motivado por los celos y ambición personal que emplea la astucia mundana y carnal para aprovecharse de la gente para conseguir lo que desea?

Y cuando usted se comunica con la gente — ya sea en la palabra hablada o en forma impresa— su significado siempre es aparente en sus palabras? ¿Puede la gente llegar a su verdadera intención y motivación sólo escuchando lo que usted habla? ¿O usted juega con la gente? ¿ Expresa usted sus intenciones verdaderas en doble sentido con el fin de protegerse a sí mismo u obtener información? ¿La gente tiene que leer entre líneas con usted? O ¿Su habla es marcada “por la manifestación de la verdad” (2 Corintios 4: 2)?

* * * * * * * * * *

Esto es lo que la vida de integridad es. Aquí es donde la conciencia tranquila viene. Que Dios trate con nosotros a través de Su Palabra, para que Él pueda obtener lo que es digno de en Su pueblo, por medio de Jesucristo, por el poder santificador del Espíritu Santo.