jueves, enero 29, 2015

Una Palabra a los Pastores Famosos

clip_image001 Una Palabra a los Pastores Famosos

Por Todd Pruitt

La iglesia es a la vez bendecida y maldecida por sus pastores conocidos. Algunos como TD Jakes y Joyce Meyer y Brian McLaren han distorsionado el evangelio y crean un gran daño a la iglesia. Sin embargo, otros han bendecido la iglesia por contender fielmente por la verdad y el avance del evangelio de Jesús. Algunos pastores famosos han tenido un ministerio importante de equipar bien otros pastores. Es a este grupo de hombres fieles que escribo estas palabras.

1. Estoy agradecido por ti.

He estado en el extremo receptor de grandes bendiciones de predicadores y pastores muy conocidos. Sigo beneficiándome de los libros y la enseñanza de hombres cuyos nombres que todos conocemos. Que Dios te bendiga y te proteja. Que Él te guarde de las trampas de la fama y las tentaciones de la riqueza y el ego.

2. Lo que haces, escribes y predicas hace eco por el resto de nuestras iglesias.

Los estadounidenses están preocupados con la celebridad. Esa fascinación se ha introducido en la iglesia. Incluso hemos visto los peligros tristes de la celebridad moderna dañando el testimonio del cristianismo Reformado.

Pastor famoso: tus acciones y palabras (escritas y predicado) tienen un efecto dominó que llegan a las iglesias cuyos pastores no llevan tu influencia. No es porque son menos dotados o menos fieles. Es porque las palabras del famoso hombre tienen más peso, incluso en nuestras iglesias. Así que cuando te equivocas y predicas cosas que no cuadran con la Palabra de Dios o apareces junto a los falsos maestros que dejan el resto de nosotros lidiando con ello en nuestras propias iglesias. Estas son personas que amamos y oramos y visitamos en el hospital. Tú no los conoces. Nunca te encontrarás con ellos. Pero escuchan tus enseñanzas y leer tus libros. Porque ellos nunca ven tus propias faltas tienden a colocarte en un pedestal. Y para que no descartes rápidamente esa realidad como tu problema, recuerda que estás llamado a una responsabilidad mayor que un atleta famoso.

3. Tu nivel de responsabilidad corresponde al nivel de tu influencia.

Se te ha dado una plataforma pública. Ocupas el escenario de diversas conferencias. Ayudas a dirigir a ministerios nacionales y quizás internacionales. La gente escucha cuando hablas y escribes. Aquellos hombres que pastorean100 almas serán responsables de mucho. Algunos de ustedes sirven en iglesias de miles multiplicadas. Vas a dar cuenta de aquellos hombres y mujeres. Pero hay más. Debido a tu influencia, vas a dar cuenta de los muchos que han descargado tus sermones y comprado tus libros. ¿Estás listo para responder por la influencia que tienes en la vida de hombres y mujeres que nunca se conociste? ¿Estás listo para responder por los hombres y mujeres de mi iglesia que leen tus libros y escuchan tus sermones?

4. Por favor ten mucho discernimiento en la aceptación de charlas y asociaciones.

Por mucho que algunos nos gustaría olvidar, aún recordamos la debacle del Elephant Room, donde dos miembros de la junta de la Coalición por el Evangelio extendieron la mano de amistad a un famoso falso maestro. Pastor famoso: tus acciones importan mucho más allá de las paredes de tu propia iglesia.

Por ejemplo, si son bien conocidos por ser un complementarianos y han argumentado que el igualitarismo representa una desviación importante de la Biblia entonces tal vez usted no debe predicar en la conferencia con una mujer predicadora. Si ha condenado famosamente los errores de los predicadores de la prosperidad entonces tal vez usted no deba celebrar el ministerio de aquel que enseña esas tonterías. Si usted ha trabajado para avanzar en la doctrina de la suficiencia de las Escrituras, entonces quizás usted debe pensar dos veces antes de aparecer con alguien que dice que la revelación continúa.

Sé que algunas conferencias pagan muy bien. He oído hablar de las bolsas de regalo. ¡Guauu! Eso sería difícil de rechazar. Probablemente estaría tentado a subir a un escenario con Carl Lentz o Christine Caine por esa cantidad de dinero. Pero espero que no lo haría.

Cuando usted decide hacer tales compromisos entonces usted confunde y extravía a los hombres y mujeres que sirven como pastor que leen sus libros y escuchan sus sermones. ¿Entiendes por qué esto es un problema?

5. Usted no está por encima de la crítica.

Nosotros los protestantes no tenemos un Papa o un magisterio. Tu fama no te coloca por encima de la esfera de la crítica. De hecho, dado el nivel de tu responsabilidad deberías estar especialmente dispuesto a escuchar corrección o responder a las preocupaciones de los que están fuera de su círculo de la fama.

Tristemente, algunos pastores famosos se han comportado bastante mal en respuesta a las críticas. Usted debe entender que debido a su fama son muy difíciles de alcanzar. Algunos de los que pueden estar perfectamente dispuestos a ponerse en contacto con usted personalmente, simplemente no son capaces de hacerlo. Como resultado, los pastores famosos tienden a ser criticados públicamente. Por supuesto, en el caso de error o pecado esto es totalmente apropiado dado el carácter público de su ministerio.

Tenga en cuenta mi famoso amigo que la fama tiende a tener un efecto aislante. Esto es, porque eres famoso usted tiende a atraer a las personas que quieren algo de ti. Estas personas tienden a decirle las cosas que quieres oír. No te van a desafiar. Ellos no le dirán que no hablar en una conferencia en particular o que un sermón especial perdió el punto. Ellos no le dirán que se arrepienta públicamente por un error público. Ellos no le dirán que se haga aun lado, al menos por un tiempo, de su presencia pública.

Por favor considere estas cosas famoso pastor. Escribí esto porque estoy agradecido por tantos de ustedes. Quiero que anden bien. Quiero que terminen bien. Se te ha dado mucho. Usa tu influencia con cuidado y moderación. Ten en cuenta la influencia que tienes en las iglesias atendidas por otros hombres.