jueves, enero 08, 2015

La Ineptitud de la Equivalencia Moral

clip_image002La Ineptitud de la Equivalencia Moral

Por Jesse Johnson

La libertad de expresión no es un valor sostenido en todo el mundo. Decir lo contrario es falso. La corriente principal Islámica prohíbe la blasfemia, incluso para los no musulmanes. - Buck Sexton (BuckSexton) 08 de enero 2015

Como estoy seguro de lo ha escuchado, ayer una oficina del periódico en París fue atacada por pistoleros que asesinaron a doce personas. Los objetivos específicos fueron los caricaturistas editoriales del periódico, y el motivo de su asesinato fue el hecho de que a menudo tenían caricaturas despectivas de Mohammad.

Mientras que el ataque fue rápidamente condenado por muchos líderes políticos –el propio presidente de Francia lo llamó “un acto excepcional de barbarie”- también fue recibido por muchas personas deseosas de proteger la reputación del Islam. El hecho de que los asesinatos fueron realizados para vengar la reputación de Mohammad y que la respuesta políticamente correcta era la de proteger la reputación del Islam es realmente irónico.

MSNBC comparó la ideología de los fundamentalistas musulmanes que llevaron a cabo el crimen con la ideología de Jerry Falwell y Liberty University. Varios políticos y periodistas estadounidenses hicieron comentarios a lo largo de las líneas de “todas las religiones tienen sus fundamentalistas responsables de la violencia” (y, por supuesto, ¿recuerda esto desde Salon?”¿Cuál es la diferencia entre Palin y los fundamentalistas musulmanes? Lipstick: Un teócrata es un teócrata, ya sea musulmán o Cristiano”).

Este tipo de comentarios demuestran la tendencia de nuestra cultura hacia la ambigüedad moral. Valoramos el relativismo tanto que hemos perdido la capacidad de decir que algunas religiones son enemigos de la verdad y la libertad.

Pero se trata de un evento como el ataque de ayer en Charlie Hebdo que debe resaltar uno de los grandes contrastes entre el Islam y el cristianismo. El Islam enseña la violencia, mientras que el cristianismo enseña el perdón. No voy a hacer referencia a los grupos islámicos marginales, sino a los gobiernos y culturas dominantes de la corriente principal. Los países dirigidos por la ley Islámica fomentan la violencia y son democráticamente inviables, mientras que los países dirigidos por ley cristiana ...

Bueno, hay que caer en la cuenta que no hay países gobernados por la ley cristiana. Porque el cristianismo es una religión construida sobre la relación de un individuo con Dios por medio de Cristo, no en una forma de estructurar una sociedad. Debido a que la atención se centra en el individuo, las naciones con una herencia cristiana producen libertades individuales y civiles.

Esto es por qué los países occidentales tienden hacia la libertad, y por qué las naciones islámicas no pueden tolerar ni siquiera una apariencia básica de las libertades que se dan por sentado en gran parte del mundo. Es de destacar que ningún país bajo la ley islámica tiene una forma de libertad de expresión, y que todas prohíben la crítica de Mahoma. Sus prohibiciones se aplican no sólo a los musulmanes, sino a los no musulmanes.

Por el contrario, los cristianos están acostumbrados a que Jesús sea burlado. Tal vez esto es debido a la forma en que fue tratado cuando estaba en la tierra, o el hecho de que a diferencia del Islam, el cristianismo comenzó como religión no-violenta. Cualquiera sea la razón, no estoy al tanto de alguna nación que prohíba burlarse de Jesús o de los cristianos.

Pero este contraste, un contraste entre la violencia en nombre de un profeta y el perdón en el nombre de un salvador-es tan políticamente incorrecto como obvio. Por ejemplo, ayer la agencia Associated Press (el servicio de cable de noticias más grande del mundo) explicó que prohibía las caricaturas que son ofensivas para los musulmanes de su conexión. Su explicación fue que “ha sido nuestra política desde hace años abstenernos de trasladar deliberadamente imágenes provocativas.” Sin embargo, nunca les dejaron de correr imágenes de la Virgen María cubiertas en heces, o una imagen de Jesús siendo salpicadas de orina para dar sólo dos ejemplos que vienen inmediatamente a la mente.

¿Por qué es aceptable en los Estados Unidos mostrar imágenes escatológicas que son un insulto a los cristianos, pero no aquellos que son un insulto a los musulmanes? ¿Por qué es bueno para Newsweek dar una historia de mala calidad esencialmente burlándose de la Biblia (tan llena de errores que aparece como parodia) pero si alguien hace lo mismo sobre el Islam es probable que sea arrestado ?

Hoy en día, un clérigo islámico influyente explicó esta diferencia en una columna en el USA Today en el que llamó a las naciones occidentales a prohibir las críticas de Mahoma. Escribió que esto es necesario porque es simplemente demasiado una parte de la cosmovisión islámica para vengarse violentamente de cualquier comentario crítico acerca de Mahoma. En otras palabras, los luteranos no persiguen violentamente a los que se burlan de Jesús, mientras que alguien burlándose de Mohamed debe esperar la violencia.

Nos serviría también comprender plenamente esa distinción. Es la diferencia entre la oscuridad y la luz, la violencia y el perdón, la censura y la libertad. También es la diferencia entre adorar una mentira y adorar a Dios en espíritu y en verdad.