lunes, enero 05, 2015

Una Convicción Bíblica Inquebrantable

clip_image002 Una Convicción Bíblica Inquebrantable

Por John Macarthur

Iglesias hay por todas partes. ¿Por qué es tan difícil encontrar una buena? Hay muchos pueblos y ciudades faltos de incluso una sola iglesia que enseñe la Biblia, proclame el Evangelio y haga discípulos. Hay varias buenas razones de porque las iglesias son tan raras hoy en día.

1. Los líderes son empresarios, no pastores.

Las últimas décadas han dado lugar a una gran cantidad de iglesias disidentes lideradas por pastores emprendedores con visiones grandiosas. Se acercan al púlpito no como pastores del rebaño de Dios, sino como Ejecutivos de ejecución de estrategias corporativas para sus marcas personales. Ese modelo es un gran cambio en la descripción de la obra del Nuevo Testamento para pastores y los líderes de la iglesia, pero su popularidad es un fenómeno generalizado en las iglesias de Estados Unidos y que tristemente ha sido exportado en todo el mundo.

2. Los líderes valoran el pragmatismo, no la predicación.

Otro factor que hace difícil encontrar una buena iglesia es la generalizada falta de convicción doctrinal y compromiso. El posmodernismo dicta que no sostengamos fuertemente una verdad, un estándar moral, o una forma de pensar. Y como esa mentalidad se infiltra aún más la iglesia, muchos pastores están exponiendo sus propias convicciones vacilantes a las mismas personas que están llamados a proteger y defender. Las declaraciones doctrinales son alteradas o simplemente ignoradas, cuando las iglesias valoran el pragmatismo y la popularidad por encima de predicación fiel de la verdad de la Palabra de Dios.

3. Los empresarios pragmáticos no producen discípulos maduros.

Por último, muchos creyentes se esfuerzan por encontrar una iglesia porque están confundidos acerca de lo que constituye una buena iglesia primero. La prevalencia de maestros no calificados y un débil compromiso con la verdad han dejado una generación de cristianos espiritualmente desnutrida. Ellos sienten su necesidad de una enseñanza fiel y un liderazgo afectuoso pero les falta el discernimiento y la sabiduría para identificar tal iglesia. Ellos simplemente no saben qué buscar.

En el siguiente video, John MacArthur responde a una de las muchas preguntas que hemos recibido últimamente sobre lo que debe buscar en una iglesia. Su respuesta arroja luz muy necesaria en muchos de los temas críticos que enfrenta la iglesia hoy.

https://www.youtube.com/watch?v=id9QblAP6Q4

La calidad de una iglesia está inextricablemente ligada a la calidad de sus líderes. Sin embargo, el paisaje evangélico está invadido de ejecutivos, gurús de autoayuda, comediantes stand-up y oradores motivacionales disfrazados de pastores. Mientras el mundo mira a los líderes con habilidades y carisma, la iglesia debe centrarse en los requisitos bíblicos para líderes de la iglesia.

En las próximas semanas, John MacArthur nos va a caminar a través de los estándares bíblicos para pastores. ¿Qué califica a un hombre para pastorear al pueblo de Dios? Y lo más importante, ¿Qué lo descalifica? Las respuestas a estas preguntas críticas establecen la única base para el nombramiento, seguimiento, y, en algunos casos, la eliminación de los líderes de la iglesia de Dios. No te lo pierdas.

GTY Personal


Disponible en línea en: http://www.gty.org/resources/Blog/B150105
COPYRIGHT © 2015 Gracia a Vosotros