lunes, diciembre 01, 2014

Un ministerio único y necesario en la iglesia local para las madres amas de casa

clip_image002Un ministerio único y necesario en la iglesia local para las madres amas de casa

Por Brian Croft

Uno de los activos más útiles a un pastor de la iglesia local en lo que se refiere al cuidado de las viudas de edad avanzada es una mujer madre y ama de casa. Aquí hay cinco maneras prácticas que un pastor puede capacitar a madres jóvenes en su iglesia para llevar a sus hijos y visitar a las viudas de edad avanzada. Una vez que una lista se ha creado de esas viudas por los pastores:

1) Ore y contacte

Un gran lugar para empezar es tomar esa lista de viudas que los pastores han puesto y establecer una meta para orar y escribir una tarjeta escrita a mano a cada viuda en esa lista en un mes. Esto permite que una joven madre pueda ser un poco de miedo en ir a visitar para hacer el primer contacto y dejar que Dios mueva los afectos de estas viudas a través de la oración por ellas.

2) Organice una visita programada

Lleve la lista y comience sistemáticamente a trabajar en base a la lista, fijando una meta para visitar tal vez una o dos viudas a la semana. Una vez que complete la lista será el momento para iniciar la lista de nuevo.

3) Hornee o haga algo para llevar como regalo

A las viudas les encanta recibir cualquier regalo que usted puede llevar con usted. Ya sea que haga galletas, haga algo, o haga que sus niños coloreen una imagen, nunca subestime el valor de traer algo para esta mujer que ella puede ver, comer, o admirar días después de haberla dejado.

4) Haga una lista de peticiones de oración

En algún momento de la visita, saque una libreta y un bolígrafo y pregunte, “¿Cuáles son algunas cosas que le gustaría que los pastores y todo el cuerpo de la iglesia orara por usted?” Esto es útil para los pastores y una maravillosa manera de comunicar el deseo de cuidar de sus necesidades.

5) Escriba un breve informe sobre la visita para los pastores

Después de salir, escriba un breve correo electrónico a uno de los pastores por el fina de semana sobre como le fue en la visita y las peticiones de oración que se obtuvieron de ella. Esto permite a los pastores orar más específicamente por esta viuda y con mayor precisión informar a la congregación de sus necesidades.

Preguntas más frecuentes:

Por último, permítanme abordar dos de las preguntas más comunes. “¿Cuánto tiempo debemos permanecer y de qué debemos hablar?" Alrededor de uno 15-45 minutos es una buena base (salvo por la comodidad y la restricción de los niños, etc.). Temas como el cómo se siente, el cuidado de los miembros de la familia de ella, un día típico, la historia de su vida, el testimonio de conversión, consejos sobre el matrimonio y la crianza de los hijos, y las maneras de orar por ella son todas grandes maneras de llevar una conversación.

Pastores, capacite a las madres jóvenes en su congregación. Las madres jóvenes son capaces de tener un ministerio muy significativo en esta área si les anima a dar un paso de fe, creyendo que Dios le dará las palabras y la compasión necesarias para cuidar a estas señoras.