jueves, diciembre 18, 2014

La Vida y el Crecimiento Personal del Anciano ( 1 de 3)

clip_image001La Vida y el Crecimiento Personal del Anciano

Bosquejo
Parte 1 de 3
Introducción
A. A menudo se me pregunta, “¿Qué hacen los ancianos? Si yo soy un anciano, ¿cuáles son mis primeros deberes?” La respuesta a esta pregunta se encuentra en Hechos 20:28.
Tened cuidado de vosotros y de toda la grey, en medio de la cual el Espíritu Santo os ha hecho obispos…” (Hechos 20:28 LBLA)
B. Normalmente nos dirigimos inmediatamente a la declaración de Pablo que se refiere a pastorear el rebaño de Dios. Pero note que Pablo comienza con los mismos pastores. Si usted no sabe cómo cuidar su propia alma, ¿cómo podrá cuidar a las demás? Si usted no sabe los peligros que enfrenta el rebaño, será engañado por sí mismo.

  1. La frase “tened cuidado de vosotros” significa “cuídense ustedes mismos.” Este es el ministerio de cuidado y protección. Es una parte importante del trabajo del pastor.
  2. Su primera responsabilidad es la de proteger a su propia vida espiritual y doctrina.
C. Pablo dice lo mismo a Timoteo:
“Ten cuidado de ti mismo y de la enseñanza; persevera en estas cosas, porque haciéndolo asegurarás la salvación tanto para ti mismo como para los que te escuchan.” (1 Tim. 4:16)
  1. El contexto de ambos pasajes es el peligro de los falsos maestros y el daño que hacen a la iglesia. Esto es guerra espiritual. Así que los ancianos tienen que cuidar a sus propias almas. Están comprometidos en a la primera línea de la guerra contra Satanás y sus falsos maestros.
  2. “Tenga en cuenta, entonces, que el enemigo tiene una atención especial sobre usted. Tenga por seguro que sus más sutiles insinuaciones, incesantes solicitaciones y agresiones violentas. Guardaos, no sea que se más listo que usted. El diablo es mayor estudioso de lo que usted es, y el litigante más ágil… y cada vez que se imponga sobre usted, él le hará el instrumento de su propia ruina” – Richard Baxter, The Reformed Pastor, p. 7
D. ¿Cómo pueden cuidarse a sí mismo los ancianos?
  1. Protéjase cuidadosamente de lo que lee. Lo que esté leyendo regularmente en eso se convertirá.
  2. Protéjase cuidadosamente de lo predicadores y maestros que está escuchando. Se volverá como ellos.
  3. Protéjase cuidadosamente de la falta de oración.
  4. Protéjase cuidadosamente contra el pecado no confesado.
  5. Protéjase cuidadosamente de un peso innecesario en la carrera cristiana. El escritor de Hebreos da una advertencia importante para todos los cristianos:
“…despojémonos también de todo peso y del pecado que tan fácilmente nos envuelve, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,” (Heb. 12:1)
a) Lo que quiere decir con la palabra “peso” es evitar cualquier cosa en el maratón cristiano que le frene, o no le permita correr la carrera.
b) Esto puede ser algo perfectamente legítimo, pero es un obstáculo. Póngalo a un lado.
6. Proteja cuidadosamente su vida sexual, su matrimonio y sus hijos.
7. Proteja cuidadosamente su relación de amor con Cristo. Está siempre bajo el ataque de este mundo. Cuando pierde ese entusiasmo por el amor, es más probable que lo rellene con los deseos y amores mundanos.
8. Los ancianos del Antiguo Testamento son ejemplos de ancianos que no se protegieron a sí mismos y se volvieron como las naciones paganas alrededor de ellos.
E. Como pastores, a menudo nos volvemos tan ocupados que no tenemos tiempo para nuestro propio desarrollo espiritual. Pero lo que quiero destacar es la necesidad de una pasión por su propio crecimiento espiritual continua en Cristo y el conocimiento del Evangelio.
I. La Cuestión: Crecer o Estancarse
A. La clave del liderazgo pastoral eficaz es su propio crecimiento personal en Cristo
  1. Usted está creciendo en Cristo o estancándose espiritualmente.
  2. El hecho es que su iglesia no va a crecer o aprender a menos que usted, como líder esté personalmente creciendo y avanzando en la vida cristiana. La iglesia no se eleva por encima de sus líderes.
  3. Si estás estancado espiritualmente, la iglesia se estancará.
  4. Si usted está viviendo del pasado, la iglesia no va a ir hacia adelante. En otras palabras, la eficacia en el liderazgo se basa en la propia relación creciente de uno a Cristo y el entusiasmo por la obra del Señor.
B. En el lado positivo, los ancianos se cuidan a sí mismos al continuar creciendo, madurando y siguiendo adelante en la vida cristiana.
II. El Mandado Bíblico de Crecer en Cristo
El Nuevo Testamento enfatiza la necesidad de un progreso y crecimiento continuo en la vida cristiana.
A. 1 Timoteo 4:7-­‐8
“Pero nada tengas que ver con las fábulas profanas propias de viejas. Más bien disciplínate a ti mismo para la piedad; porque el ejercicio físico aprovecha poco, pero la piedad es provechosa para todo, pues tiene promesa para la vida presente y también para la futura” (1Tim. 4:7-­‐8)
  1. Pablo a menudo utiliza la metáfora deportiva para describir el crecimiento cristiano. El cristiano ha de mantener una formación permanente. Él debe ejercitar sus músculos espirituales.
  2. El gran problema que muchos de nosotros tenemos es que hemos dejado de hacer ejercicio. Dejamos de leer, aprender, y extendernos. Nos dormimos en el pasado y todo el mundo alrededor de nosotros lo sabe.
  3. La Escritura dice: “Ejercítate en la piedad.” Philip H. Towner define la piedad como,
“La existencia cristiana auténtica en una interacción del conocimiento de Dios ... y su manifestación exterior observable en comportamiento que es apropiado a ese conocimiento” – Philip H. Towner
a) Es el cristianismo auténtico, contrario a la impiedad la cual que caracteriza a los falsos maestros.
b) Es el conocimiento de Dios vivido de manera práctica y consistente en la conducta de uno.
c) Este es el conocimiento del Evangelio y la conducta y la actitud diaria de uno en perfecta conformidad uno al otro.
d) Esta es la piedad a la cual nos entrenamos.
4. Los mejores ancianos son los ancianos piadosos y los hombres conducidos por el Espiritu. Ya que es nuestro deber ayudar a los creyentes a crecer en la semejanza de Cristo y vivir vidas piadosas, debemos ir ante aquellos a quienes queremos dirigir y experimentar esto nosotros mismos.
5. DA Carson advierte contra la caida espiritual y sus consecuencias
“La gente no va a la deriva hacia la santidad. Sin un esfuerzo impulsado por la gracia, la gente no gravitan hacia la piedad, la oración y la obediencia a la Escritura, la fe y el deleite en el Señor. Vamos a la deriva hacia el compromiso y llamamos tolerancia; vamos a la deriva hacia la desobediencia y la llamamos libertad; vamos a la deriva hacia la superstición y lo llamamos fe. Abrigamos la indisciplina de la perdida del dominio propio y lo llamamos relajación; flojeamos en una falta de oración y nos engañamos a nosotros mismos pensando que hemos escapado del legalismo; nos deslizamos hacia la impiedad y nos convencemos a nosotros mismos de que hemos sido liberados.” – D. A. Carson
6. En lugar de ir a la deriva, hemos de ser como los atletas espirituales y entrenarnos y ejercitarnos para la piedad.
B. 1 Timoteo 4:15
“Reflexiona sobre estas cosas; dedícate a ellas, para que tu aprovechamiento sea evidente a todos.” (1 Tim. 4:15)
1. Usted está ya sea progresando o retrocediendo, pero una cosa que no hace es estar entre ambos.
a) ¿su familia e iglesia pueden ver su progreso espiritual?
b) ¿Ellos le ven como una persona que está en constante crecimiento?
c) ¿O, le ven como una persona que no ha cambiado en 30 años?
2. Bobby Clinton, en su libro sobre liderazgo, ha estudiado e investigado a líderes cristianos de la historia de la iglesia y la Biblia e hizo la siguiente conclusión: El dice que la mayoría no terminan sus vidas cristianas bien. Llega a la conclusión de que “sólo el 25% terminó bien.” La razón, Clinton dice, es que ellos no siguen creciendo o madurando correctamente. Escuche esta poderosa cita que él hace:
“Hemos observado que la mayoría de las personas dejan de aprender a la edad de cuarenta. Con esto queremos decir que ya no buscan activamente el conocimiento, la comprensión y la experiencia que va a mejorar su capacidad de crecer y contribuir a los demás. La mayoría simplemente descansan en lo que ya saben. Pero los que terminan bien mantienen una actitud de aprendizaje positiva toda su vida.”- Bobby Clinton, Connecting, p. 222
3. Douglas K. Smith hace este comentario importante acerca de los lideres que están creciendo:
“Cuando los líderes están aprendiendo y creciendo, todo sobre ellos comunica la misma oportunidad a otras personas. Están emocionados, hacen las cosas de manera diferente. Una de las experiencias mas insólitas y profundas que las personas pueden tener en la obra es ver crecer a sus líderes.” - Boards that Make a Difference, by ]ohn Carver, p. 212
Traducido con permiso por Biblical Eldership