lunes, diciembre 01, 2014

La Infalibilidad y la Cristología: La Paradoja Ignorada

clip_image002La Infalibilidad y la Cristología: La Paradoja Ignorada

Por Paul Held

De los muchos argumentos de apoyo para la infalibilidad, [1] uno de los más fuertes es el carácter de Jesucristo mismo. Jesucristo era Dios en carne humana.[2] El hecho de la encarnación, entre otras cosas, significa que debido a que Jesús era Dios, Él no tenía pecado, incluyendo todo lo que El dijo. El carácter de Cristo es una doctrina muy importante y reconfortante en muchos aspectos, pero en relación con la Palabra de Dios, es inseparable. Muchos que podrían estar de acuerdo que Jesucristo es sin pecado, niegan la infalibilidad; pero al hacerlo, pasan por alto una inconsistencia ignorada, [3] el hecho de que es imposible negar la infalibilidad y afirmar la impecabilidad de Cristo al mismo tiempo. El hecho de que Jesucristo es sin pecado es el pilar de que la Palabra de Dios es infalible.

La impecabilidad de Jesucristo es apoyada tanto por los requisitos del Antiguo Testamento de un sacrificio sin mancha de pecado y por las afirmaciones directas de la Escritura.[4] De hecho, uno de los mismos nombres de Jesús era el Verbo, y el Verbo se hizo carne, refiriéndose al hecho de la encarnación y de que Jesús es Dios. [5] En Apocalipsis, Jesús es llamado la "Palabra de Dios:"

Apocalipsis 19:13 Y está vestido de un manto empapado en sangre, y su nombre es: El Verbo de Dios.

La Palabra es Cristo,[6] y las palabras de Cristo son la Escritura [7] y los Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan son las Escrituras. La Palabra de Dios no es un "evento", sino que es autoritativa hasta el punto más pequeño y se cumplirá exactamente como está escrita. [8] Cuando se trata de la Palabra de Dios, el carácter de Cristo es totalmente compatible con la infalibilidad en toda manera concebible.

Primero, Cristo citó de muchas de las Escrituras del Antiguo Testamento, acreditando su exactitud. Por ejemplo, en Juan 15:5, Jesús cita un salmo, y va más allá, no sólo acredita su exactitud, sino que Él es el cumplimiento real de las palabras del salmista:

Juan 15:25 25Pero han hecho esto para que se cumpla la palabra que está escrita en su ley: “Me odiaron sin causa.” [9]

Jesús afirmó ser Dios[10] Para apoyar su afirmación, citó la Escritura que dice:

Juan 10:34 34 Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: “Yo dije: sois dioses”?[11]

Entonces Jesús continua equiparando la Palabra de Dios como Escritura y esa Escritura no puede ser quebrantada:

Juan 10:35 35 Si a aquellos, a quienes vino la palabra de Dios, los llamó dioses (y la Escritura no se puede violar),

En segundo lugar, Cristo aceptó plenamente la historicidad y la precisión del Antiguo Testamento, [12] incluyendo sus profecías, milagros, personajes, [13] e incluso la autoría mosaica del Pentateuco.

Como ejemplo, Cristo aceptó completamente la exactitud de Jonas y el oficio profético de Jonás:

Matthew 12:39-40 39 Pero respondiendo El, les dijo: Una generación perversa y adúltera demanda señal, y ninguna señal se le dará, sino la señal de Jonás el profeta; porque como estuvo Jonas en el vientre del monstruo marino tres dias y tres noches, así estará el Hijo del Hombre tres días y tres noches en el corazón de la tierra..

Cristo reconoció y apoyó plenamente el relato de la creación de Adán y Eva:

Mateo 19:4-5 4 Y respondiendo Jesús, dijo: ¿No habéis leído que aquel que los creó, desde el principio los hizo varón y hembra, 5 y añadió: “Por esta razón el hombre dejara a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne”?

Continuando más adelante, Cristo reconoce la autoría mosaica del Pentateuco:

Mateo 19:6-7 " 6 Por consiguiente, ya no son dos, sino una sola carne. Por tanto, lo que Dios ha unido, ningún hombre lo separe. 7 Ellos le dijeron*: Entonces, ¿por qué mandó Moisés darle carta de divorcio y repudiarla? [14]

Cristo directamente defendió la infalibilidad:

Juan 10:35 35 “Si a aquellos, a quienes vino la palabra de Dios, los llamó dioses (y la Escritura no se puede violar),

Lucas 16:17 17 “Pero más fácil es que el cielo y la tierra pasen, que un ápice[a] de la ley deje de cumplirse.”

Mateo 5: 17-18 17 No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir. 18 Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra más pequeña[a] ni una tilde de la ley hasta que toda se cumpla.

Juan 17:17 17 "Santifícalos en la verdad: tu palabra es verdad.

De hecho, Cristo confió en las palabras y los tiempos de las Escrituras para responder a los líderes religiosos:

Mateo 22:32 32 “Yo soy el Dios de Abraham, y el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob”? El no es Dios de muertos, sino de vivos.[15]

y

Mateo 22: 43-44 43 43 El les dijo: Entonces, ¿cómo es que David en el Espíritu[a] le llama “Señor”, diciendo: 44 “Dijo el Señor a mi Señor: ‘sientate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos debajo de tus pies’”? [16]

Es evidente que Jesús confió en la veracidad de las palabras y los tiempos de las Escrituras en sus discusiones con los líderes religiosos. [17] No podemos confiar en las Escrituras si no es infalible, y Jesús demostró que las Escrituras son dignas de confianza y sin error.

En tercer lugar, porque Cristo es Dios, y sin pecado, [18] Él no puede haber mentido acerca de la veracidad y confiabilidad de las Escrituras.

Juan 3:33 33 " El que ha recibido su testimonio ha certificado esto: que Dios es veraz.

Juan 17: 3 3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

Tito 1: 2 2 con la esperanza de vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde los tiempos eternos,

Hebreos 6:18 “a fin de que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta.”

En cuarto lugar, si Cristo se equivocó con respecto a Sus declaraciones con respecto a la Escritura, esto le haría un mentiroso, y si Cristo era un mentiroso, entonces Él no sería nuestro perfecto Salvador.

Mateo 5: 17-18 17 No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir. 18 Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra más pequeña ni una tilde de la ley hasta que toda se cumpla.

1 Pedro 1:19 19 sino con sangre preciosa, como de un cordero sin tacha y sin mancha, la sangre de Cristo.

En quinto lugar, se deduce entonces que la Escritura es absolutamente confiable y sin error.

Por ello, la mayor prueba de nuestra confiable e inerrante Palabra de Dios es Jesucristo mismo. Jesús afirmó que las Escrituras eran sin errores tanto indirectamente en cómo Él usa la Escritura y directamente en Sus afirmaciones. Si la Escritura estaba en un error, entonces Cristo estaba equivocado y si Cristo estaba equivocado, no podía haber sido un perfecto Salvador. Por otro lado, es cierto: debido a que Cristo no tuvo pecado, tenemos una infalible Palabra de Dios. Es imposible tener un Salvador perfecto y una palabra errante de Dios, entonces Cristo no sería nuestro Salvador impecable. Por lo tanto, hacemos eco de las palabras de Cristo, una vez más, que no hay término medio:[19]

Juan 5: 46-47 46 Porque si creyerais a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. 47 Pero si no creéis sus escritos, ¿cómo creeréis mis palabras?

Tenemos un Salvador perfecto y una infalible Palabra perfecta y afirmamos con Pedro:

2 Pedro 1:19 19 Y así tenemos la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en prestar atención como a una lámpara que brilla en el lugar oscuro, hasta que el día despunte y el lucero de la mañana aparezca en vuestros corazones.


Dr. Paul Held (Ph.D.,Wales Evangelical School of Theology/Univ. of Wales, Lampeter) es pastor asociado de Hope in Christ Bible Church en Berkley, MI. El es graduado del Master's Seminary in Los Angeles, CA.

****

[1] Eichorst, William R. "The Issue of Biblical Inerrancy in Definition and Defense." Grace Journal Volume 10 . 1969. Winona, IN: Grace Seminary. pp. 3-15.

[2] Por esta declaración, no se supone que las otras doctrinas de apoyo a la infalibilidad sean menos importantes, tales como el papel del Espíritu Santo.

[3] Eugene Merrill observa que "la mayoría de los eruditos evangélicos ya sea directa o indirectamente niegan la infalibilidad." Eugene Merrill, “Internal Evidence for the Inerrancy of the Pentateuch,” The Conservative Theological Journal 2 (June 1998), 102–122, citado por Robert Wilkin. "Periodical Review." Vol. 11 : Journal of the Grace Evangelical Society Volume 11 . 1998 (2) (87). Irving, TX: The Grace Evangelical Society. pg. 90.

[4] 1 Pedro 2: 21-22 "el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca" Véase también 1 Pedro 1:19.

[5] Juan 1: 1-2, 14.

[6] es decir, Juan 1: 1-2, 14.

[7] Juan 6:68

[8] Mateo 5: 17-19 17 No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir. 18 Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra más pequeña ni una tilde de la ley hasta que toda se cumpla. 19 Cualquiera, pues, que anule uno solo de estos mandamientos, aun de los más pequeños, y así lo enseñe a otros, será llamado muy pequeño en el reino de los cielos; pero cualquiera que los guarde y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.

[9] Salmo 69: 4, 109: 3. Adicionalmente véase Mateo 8:17 donde Cristo cita a Isaías, y que Él (Jesús) fue el cumplimiento. Muchas veces Jesús usa el Antiguo Testamento para mostrar que Él había cumplido la Escritura delante de sus propios ojos, lo que demuestra la veracidad de las Escrituras.

[10] Juan 10:30 30 "Yo y el Padre uno somos."

[11] Del Salmo 82: 6. “Yo dije: Vosotros sois dioses, y todos sois hijos del Altísimo.”

[12] R. Laird Harris, “The Basis for Our Belief in Inerrancy,” Bulletin of the Evangelical Theological Society , No. 1, 1966.. p. 16. Wenger observa que el Antiguo Testamento que Cristo citó es prácticamente el mismo que lo que tenemos hoy. JC Wenger, God ' s Word Written . (Scottdale, Pa.: Herald Press, 1966), p. 50, [12] lo que anula el argumento de que solamente los autógrafos originales son infalibles y no está disponible para nosotros hoy. De hecho, cuando Jesús citó a Moisés, Jesús no tenía el autógrafo original, pero se asumió que su audiencia tenía una representación igual. Hoy sabemos que nuestro actual Antiguo Testamento es prácticamente idéntico al que Cristo tenía.

[13] Por ejemplo, Adán y Eva, Noé, Jonás

[14] Véase Deuteronomio 4: 1-4.

[15] Aquí el argumento de Jesús se basa en el tiempo presente del verbo "ser".

[16] Aquí Jesús basa su argumento en la palabra "Señor".

[17] JC Ryle en la afirmación de la infalibilidad observa que en varios lugares donde Cristo usó el Antiguo Testamento, "el punto central de la cita se encuentra en una sola palabra ... quienes desean negar la inspiración verbal tendrán dificultades para mostrarnos cuales palabras están inspiradas y cuáles no". Además de Matt 22:44 y Juan 10:34 que menciono anteriormente, Ryle incluye Gal 3:16; Heb 2:8, 3:7-19, 4:2-11, 12:27. Ryle, JC Old Paths . Louisville: GLH Publishing. Amazon Kindle; (Sin fecha de publicación dada, aunque las versiones de impresión alternativos dan Londres:. Charles Murray 1900; disponible en: http://ebookbrowsee.net/ryle-inspiration-pdf-d394731966

[18] Heb 4:15

[19] Kuyper, Abraham. Principles of Sacred Theology. Grand Rapids: Eerdmans. 1954. reimpresión ,. pp 428-473 y R. Laird Harris. "The Basis for Our Belief in Inerrancy." Vol. 9 : Journal of the Evangelical Theological Society Volume 9 . 1966 (1) (11). Lynchburg, VA: The Evangelical Theological Society. pp 13-18.