viernes, agosto 29, 2014

Definiendo el “Perdón”

clip_image001Definiendo el “Perdón”

Por Lyndon Unger

¿Alguna vez has utilizado un término para un tiempo y un día te das cuenta de que es posible que lo hayas estado utilizando de forma incorrecta?

Estar en la iglesia y el uso de "lenguaje Cristiano" tanto como lo hago, he utilizado el término "perdón" por décadas y hace un tiempo, me di cuenta de que yo no estaba muy claro sobre la definición del término.

He oído y leído mucho sobre el perdón. Hay toneladas de libros por ahí que abordan diversos aspectos del perdón, pero todos ellos parecen sufrir con regularidad del mismo defecto: Rara vez encuentro una definición bíblica satisfactoria del término “perdón.”

- Las personas a menudo hablan de lo que el perdón es, lo que significa que van a hablar de ya no “sacar el tema” una vez que has perdonado a alguien ... pero eso sólo me dice lo que el perdón hace, no lo que es.

- La gente hablará de cómo Dios perdona y cita varios pasajes que tratan de la frecuencia o de la naturaleza de la gracia del perdón (setenta veces siete, ¿no?), pero de nuevo esto me dice acerca de cómo es el perdón, no lo que es.

Hace poco quise poner realmente mi pulgar hacia abajo en una idea bíblica de lo que el perdón es, en su esencia; una sola declaración para resumir una definición del "perdón" que es positivo y da a mi mente un clavo para colgar pensamientos sobre el perdón. No voy a responder a todas las preguntas sobre el perdón en absoluto, sino sólo tratar de definir el término partiendo de las Escrituras. Por lo tanto, he aquí una breve definición de "perdón" a la que he llegado con una explicación bíblica:

clip_image002

*** El perdón es una promesa de ya no recordar el pecado de uno y dejar de sostenerlo en contra ***

Aquí hay algunos de los pasajes que me llevan a esta definición:

- Jeremías 31:34 “Pues perdonaré su maldad, y no recordaré más su pecado..” Hebreos 10: 15-18 también cita a Jeremías 31: 33-34, destacando dos elementos del nuevo pacto como (1) teniendo la ley escrita en los corazones y las mentes, y (2) ya no recordar sus pecados y maldades. Es por eso que Hebreos 10:18 dice “donde hay perdón[a] de estas cosas, ya no hay ofrenda por el pecado.” Dios siempre conoce el pecado de una persona, pero si decide no recordarlo, ya no lo tiene en su contra.

- En Deuteronomio 9:27, Moisés pide perdón por Israel pidiéndole a Dios que "no consideran su maldad o su pecado ...”

- En el Salmo 25: 6-7 David pide perdón por los pecados de su juventud al decir: "(6) Acuérdate, oh Señor, de tu compasión y de tus misericordias, que son eternas. (7) No te acuerdes de los pecados de mi juventud ni de mis transgresiones; acuérdate de mí conforme a tu misericordia, por tu bondad, oh Señor.”

- Es muy interesante observar cómo David habla con Dios: Acuérdate de tu misericordia que es eterna, pero no recuerdes mis pecados de mi juventud, y acuérdate de mí de acuerdo con tu amor y por el bien de tu bondad. David sabe muy bien que Dios es plenamente consciente de cada detalle de su pecado; él sólo pide a Dios que no recuerde su pecado.

- En el Salmo 109, David pide a Dios que trate con justicia a los malvados que lo atacan. Él implora a Dios que los trate con justicia, y en magnitud ascendente de castigo le pide a Dios les de conforme su maldad. David pide a Dios que llame a una persona malvada en contra de ellos (6), revele su pecado e ignore su oración (7), acorte sus días (8), los lleve a la tumba (9), que sus hijos mendiguen (10) , que el banco se apodere de todo lo que tiene y que bandidos roben sus cosas (11), deje que él y su familia se alejen de la piedad (12), que su nombre sea cortado (13), y finalmente "Que la maldad de su padre sea recordada ante el Señor, y que ningún pecado de su madre sea borrado!” Este es un llamado para el juicio final!; una llamada de Dios para mantener su pecado contra él. Este es el peor y el mayor castigo posible.

clip_image003

- En el juicio de los dioses falsos en Isaías 40-48, Dios habla en Isaías 43 y se define como “yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados” (43:25) . Estas dos declaraciones son paralelas; Dios borra el pecado de uno (a través de la muerte de Cristo se realiza el pago por el pecado) y la acción que se desprende de esto es “no recordar.” Dios no hace del pecado algo que no ha sucedido, sino a medida que se paga el pago por el pecado en Cristo, él puede ser justo y no lo recuerda, ya no sosteniéndolo contra el pecador.

- En Jeremías 14:1-9, Jeremías habla con respecto a una hambruna. 14: 1-6 describe la hambruna, 14: 7-9 es una oración para pedir ayuda. Luego, a partir de 14:10, el Señor responde y dice: "¡Cómo les ha gustado vagar! No han refrenado sus pies. El Señor, pues, no los acepta[c]; ahora se acordará El de su iniquidad y castigará sus pecados.” El hambre era simplemente un justo castigo por los pecados de la nación de Israel.

– En Ezequiel 33:14-16, Dios comenta sobre cómo, si el malvado se aparta de su pecado anda en los estatutos de la vida, “Ninguno de los pecados que ha cometido le será recordado.”

- Oseas 8:13 y Oseas 9: 9 comenta sobre cómo el castigo de Dios consiste en que Dios recuerde el pecado de Israel y castigue su pecado.

- En Apocalipsis 18: 5, cuando Babilonia es finalmente juzgado, una voz del cielo dice: “Porque sus pecados se han amontonado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.”

Ahora, como he dicho anteriormente, yo no estaba tratando de dar una lección completa sobre el perdón, sino sólo dar una definición breve y clara del término. Espero que este post haya sido a la vez informativo y útil para usted.

Hasta la próxima,

Lyndon “Perdonado” Unger