lunes, octubre 05, 2015

Consejos a Un Joven Para Cortejar Una Joven

Consejos a Un Joven Para Cortejar Una Joven

Por John Harris

Cuando miro hacia atrás más de veinticinco años de matrimonio, estoy agradecido por las innumerables bendiciones de estar con una mujer a quien amo y que me ama con tanta fidelidad. A través de muchos altibajos, hemos crecido juntos mientras hemos perseverado a través de las luchas de la vida. Como resultado, he desarrollado unas pocas convicciones y creencias acerca de cómo un joven puede y debe encontrar a su esposa y embarcarse en su viaje con ella. Para todos mis tantos amigos de los 20, sinceramente, creo que cada joven que está verdaderamente interesado en entrar en un pacto de matrimonio con una joven debe abrazar las siguientes siete piezas críticas del consejo. Ignórelas bajo el riesgo de quedar excluidos de la bendición. Abrácelas y usted puede contar con una profundidad de relación que no experimentaría en otra parte.

1. EFUERZATE EN CONVERTIRTE EN UN BUEN OYENTE.

Desvía tu mente de usted mismo y cultive un corazón de entendimiento. Aprende a leerla. Estúdiala. Conózcala. Escuche con mucha atención, no sólo a las palabras dichas, sino su significado y motivo. Disponte verdaderamente a escuchar para entender a la joven que estás buscando – sus dolores, sus miedos, sus opiniones, sus sugerencias y perspectivas. Olvídate de los ‘selfies.’ Toma la práctica de olvidarte de tí mismo y llega a conocerla como un ser humano mujer que está hecha a imagen de Dios. Acabar con el sarcasmo y la auto-promoción. Elimina los debates competitivos o preguntas manipuladoras. Las actualizaciones de estado son rápidas y poco profundas. Los mensajes de texto en la pantalla está muy bien para información, pero hablar en persona lleva a la transformación y la intimidad real. Tómate el tiempo para profundizar en su mundo. Hay una gran cantidad de sabiduría para aprender y la vida por experimentar, pero hay que aprender a escuchar de verdad, entender y empatía.

2. PROTEJE A LA CHICA COMO SI FUERA SER TU FUTURA ESPOSA.

Muéstrale respeto como co-heredera del don de la vida. Evítale cualquier daño. Protégela de mentiras. Proteja su corazón con la verdad. Rara vez es posible para protegerse a si mismo y protegerla del peligro al mismo tiempo. Se un humilde servidor dispuesto a dar su vida por ella. Estar dispuesto a experimentar el rechazo, incluso a medida que buscas su corazón. Guíala a no caer en la tentación, pero protegerla de los daños y el engaño de la mentira. Trabaja muy duro para cuidar de sus necesidades. Proveer y proteger van de la mano.  Planifiquen sus citas, pero sea flexible. Pague la cena. No pierda su tiempo con juegos inmaduros o farsas tontas. No la engañe con indirectas sutiles o señales confusas. Ella es una creación de Dios. Una Hermosa portadora de imagen. Una hija del Rey. Un regalo del Padre. Por lo tanto, cuide de ella como una hermana, no porque ella sea indefensa o incapaz, sino para demostrarle que ella es valiosa y digna de respeto.

3. MANTEN TUS MANOS LEJOS DE SU CUERPO.

Si ella es su futura esposa, o de alguien más, su cuerpo no es para su tacto y su tacto no está listo para su cuerpo. "No remuevas o despiertes el amor, hasta su tiempo." El contacto íntimo es algo hermoso, pero un pacto de compromiso debe venir antes de la consumación apasionada. Hasta ese momento sagrado de promesa desinteresada y permanente, no contamines el futuro lecho conyugal, poniendo las manos prematuramente en donde no pertenecen. Su cuerpo, vestido o desvestido, no es tuyo para acariciarlo, y fuera del vínculo del matrimonio, comienza algo que no te autoriza terminar. Por otra parte, hay una línea fina entre caricias juguetonas y la explotación abusiva. Si no estás listo para el compromiso de toda una vida, entonces no estás listo para la progresión natural de la atracción sexual que está diseñada para ser completada en amor. Así que, por el bien del honor de ella y su reputación, mantén tus manos lejos de su cuerpo.

4. PROTEJE TUS OJOS CONTRA TODA FORMA DE DESNUDEZ.

No hay nada prometedor sobre la pornografía. Su final está vacío. Su raíz es maldad. Su agenda es adictiva. El usuario se convierte en el utilizado. La persona esta perdida en la industria ya que el deseo y el impulso dan paso a la muerte y la desesperación. Por lo tanto, proteja sus ojos. No tenga doble cara. Filtre el ancho de banda. Bloquee los pop-ups. Obstruya la puerta. Construya un muro de protección entre las hormonas y las mujeres a medio vestir. La belleza de su figura no fue creada para ser grabada o explotada, por usted, por el explotador o la industria de la publicidad. No hay nada bonito en una muchacha sensual. No hay nada duradero en la lujuria. No hay nada vivificante en una vida libertina. Por el contrario, el mayor placer sexual se encuentra cuando usted y su esposa están dispuestos a desnudar su piel y su alma - su carne y sus miedos - en la seguridad de una unión exclusiva y permanente de pacto. Cualquier otra cosa conduce a sueños destrozados, recuerdos vergonzosos y vidas de abusos. No permita que los lentes de sus pupilas permitan la entrada a la promiscuidad pervertida, y no tenga un acercamiento estrecho e íntimo con una mujer joven que es tan débil de carácter y pureza moral que ella está dispuesta a desnudar su cuerpo para su placer ilícito temporal.

5. HUYE DE LA CULTURA PROMISCUA

No existe tal cosa como “amigos con beneficios.” No son verdaderos amigos, y no hay beneficios allí. La relación promiscua es degradante para las mujeres, devalúa y destruye su dignidad. El sexo casual es para los cobardes que no poseen el carácter de un compromiso real y sólido. Independientemente de lo que los participantes pueden decir, en realidad, los dormitorios, las fraternidades de encuentros promiscuos y las casas de “citas” son precursores de la industria del porno y no son diferentes en su intención y severidad, solamente por el grado y la gravedad. ¡Escuche joven varón! No seas un jugador cómplices en el juego promiscuo. Porque es nada menos que un campo de entrenamiento y campo de práctica que está preparando la próxima generación de perpetradores y de víctimas. Si decide jugar, entonces prepárese para pagar. No hay tal cosa como el sexo libre. O se compra con consecuencias devastadoras o con un pacto de amor. Este último es una oferta mucho mejor y es infinitamente más satisfactoria.

6. CONVIERTETE EN ALGUIEN PROPENSO A CASARSE AL ASUMIR RESPONSABILIDAD.

No esperes hasta que estés casado para convertirte en alguien con intención de matrimonio. Vive cada día como si estuvieses pensando en casarte. Toma en serio el matrimonio al considerar el cortejo formalmente. Busca a una mujer joven que sea para siempre, o no busques nada. Esfuérzate por ganar dinero honesto. Vive en un presupuesto. Mantente fuera de deudas. Ahorra para un anillo. Sea un dador, no un tomador. Sueña con dirección, no con engaño. Domina tu arte estando siempre dispuesto a aprender. “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza." Escucha el consejo sabio respecto al comportamiento que hay que cambiar, incluso si parece pequeño e insignificante. lidia con el trauma pasado. Sana las heridas del pasado. Aprende de los fracasos del pasado. Evita transmitir la culpa. Niégate a ser pasivo. Escucha a su corazón, pero no seas guiado por el. Aprópiate de todo error, acepta las consecuencias de todas sus malas decisiones, confiesa y arrepiéntete de todo pecado conocido. En definitiva, se responsable, no lo rechaces.

7. SE PACIENTE, PERO NO TEMEROSO.

No te apresures en una relación, y no apresures la relación tampoco. Cultiva su amistad como un jardinero. El crecimiento de una amistad es más como plantar una semilla que trasplantar un árbol. Las relaciones sanas requieren el alimento en el tiempo y una atención constante a las cosas pequeñas. Y no sólo la alimentación sino también ejercitar. Al igual que la condición física, las relaciones requieren una medida de autocontrol y disciplina. Más como una maratón que una carrera de velocidad. Pero, después de mucha paciencia y perseverancia, en algún momento, el tiempo será el adecuado para seguir adelante. Cuando llegue ese momento, no dejes que el miedo te guie. Si está controlado por el miedo de entenderlo, entonces usted va a ser controlado por el miedo a vivirlo. No tenga miedo de cometer un error o echar a perder el plan de Dios. ¿Quién crees que eres? No hay tal cosa como el alma gemela perfecta, así que deje de esperar a que las "estrellas se alineen" y empieza a hacer del matrimonio una prioridad más temprano que tarde. Hay miles de mujeres jóvenes con los que podrías experimentar una amistad espiritual satisfactoria en el viaje a la nueva creación. La vida en esta tierra es realmente muy corta. No hay matrimonio más allá de la tumba. Así que se paciente, pero no pases demasiado tiempo tratando de conocer a tu futura pareja. Tendrás el resto de tu vida en este esfuerzo. "Nunca sabemos con quien nos casamos; sólo pensamos que si." No pierdas tiempo buscando a la chica perfecta, o tratando de convertirte en el hombre perfecto. Ninguno de los dos va a ser la misma persona después de que hagan sus votos de todos modos. En cambio, prepárate para amar y cuidar a la extraña con la que te casarás. El camino espiritual que llevarán juntos te va a cambiar más de lo que puedas imaginar. Así que no dejes que tu corazón sea superado por el miedo o abrumado por la duda. En su lugar, toma ánimo, confía en Dios y adelante!

Animando y orando por ti,

John Harris