martes, enero 10, 2017

Los Peligros de Actuar Como Si Estuvieras Casado

ESJ-2017 0110-001

Los Peligros de Actuar Como Si Estuvieras Casado

Por Jordan Standridge

Todavía recuerdo la caminata en la que estaba cuando fui confrontado. Una pareja de nuestra iglesia notó que mi relación con mi novia no era saludable. No estábamos pecando sexualmente, pero creían que estábamos siendo imprudentes. Pasábamos mucho tiempo juntos. Llegué al Master’s College con el deseo de servir al Señor por el resto de mi vida, nunca había salido antes y no estaba preparado para entrar en una relación. Poco sabía yo que el primer día de la escuela conocería a la mujer más hermosa que jamás había visto. Comenzamos a salir, y muy pronto estuvimos estudiando juntos, comiendo juntos, y casi pasando horas al día juntos. Y a pesar del hecho de que estábamos siendo puros, estábamos arriesgando bastante.

Mirando alrededor hoy es bastante difícil encontrar una pareja que esté saliendo con sabiduría. Muchas personas duermen juntas (incluso algunas dentro de la iglesia), y las que no lo hacen, parecen llegar al punto donde están actuando como casados poco después de comenzar su relación. Algunas pasan mucho más tiempo juntas que la mayoría de las parejas casadas. Se escriben docenas de veces al día, tienen la mayoría de las comidas juntas y pasan días juntos. Pueden llamarse uno al otro con nombres de cariño, y hablar sobre el tipo de mobiliario que quieren comprar para su hogar juntos. Tal vez se refieren a los demás como "mi chico" o "mi niña" antes de que haya un compromiso real. E incluso si están permaneciendo sexualmente puros todavía puede haber áreas que necesitan ser reevaluadas dentro de su relación. Por supuesto, debe haber tiempo que pasen juntos para que se conozcan entre sí para determinar si deben casarse. No conozco su corazón o situación, ni soy el Espíritu Santo, toda la gente en una relación debe mirar a su propio corazón para determinar si están o no actuando como casados ​​de alguna manera. A continuación se presentan cinco peligros a considerar cuando en una relación de noviazgo se parece a un matrimonio.

  • No estás usando tus dones espirituales en la Iglesia

Una simple lectura del Nuevo Testamento llevaría a alguien a comprender que todos los dones espirituales que se nos dio por el Espíritu Santo fueron dados para ser usados ​​en la Iglesia. No para nosotros, sino para otros. Y lo que es importante entender es que los "otros" son plurales. Si está pasando la mayor parte del día con una persona, está descuidando al resto de la Iglesia. Esto es más problemático cuando la pareja de novios asiste a la misma iglesia. Tienden a pasar la mayor parte del tiempo juntos mientras están allí, y no animan a los otros creyentes a su alrededor. Pablo pasa todo un capítulo (1 Corintios 7) exaltando la soltería. Las personas solteras son liberadas para servir a la iglesia como nadie más lo puede hacer. Pablo dice esto sabiendo que la mayoría de la gente eventualmente se casará. Y si usted tiene el “don” para toda la vida de la soltería o no, una cosa es segura, todos serán solteros durante muchos años, y estos son preciosos años que el Señor puede usar para traer mucha gloria a Sí mismo a través de nuestro servicio a Él. El matrimonio es una gran bendición, pero tiene sus "problemas mundanos" (1 Cor 7:28 ). Los solteros deben hacer todo lo posible para servir al Señor y a Su iglesia con todo lo que puedan hasta que estén casados. Debemos recordar que, mientras que estén en noviazgo, hasta que esta persona sea su cónyuge, deben ser vistos como pertenecientes a otra persona; debemos estar equilibrados en cómo usamos los dones que Dios nos ha confiado.

  • Te predispone a caer sexualmente

Cuando Dios diseñó el matrimonio, esperaba que un hombre y una mujer abandonaran a sus padres y se unieran entre sí y se convirtieran en uno. Esta es la intimidad final. Tantos jóvenes, atraídos unos a otros, pasan innumerables cantidades de tiempo juntos. Con el matrimonio a un largo camino lejos (debido a las finanzas, edad, o nivel de madurez), todavía pasan tanto tiempo juntos como parejas casadas, si no más. Con todo su tiempo juntos, su intimidad está creciendo exponencialmente y su deseo de estar juntos sexualmente crece también. Una pareja sabia permitirá que la intimidad crezca lentamente con el tiempo y sólo crecerá a medida que el nivel de compromiso crece, encontrando su camino a la finalización en el día de la boda.

  • Te predispone a romper corazones

Con los años, he visto a muchos hombres romper una relación con sus novias sin perder una pizca de respeto de la muchacha y su familia. Tristemente, y más a menudo, he visto a hombres jóvenes romper sus relaciones, dejando el corazón de las muchachas rotas, así como familias enteras. Tantos jóvenes en las relaciones son imprudentes en lo que dicen. Tal vez con maldad, pero más a menudo ingenuamente, hacen promesas a sus novias que no deberían hacer. Su nivel de compromiso es cero, pero aún así hablan continuamente como si planearan casarse con su novia, y los tratan como si ya lo fueran. Tal vez a algunos no les importa, en cuyo caso, ninguno de estos peligros les importará, pero muchos jóvenes, tal vez involuntariamente, están poniendo a la novia en una angustia que se sentirá como un divorcio. Deben honrar a una mujer como a la esposa (futura) de otra persona y deben tratarla con respeto permitiendo que la relación crezca lentamente en una trayectoria ascendente hacia el día de la boda.

  • Estás perjudicando a tu futuro cónyuge

No hay mucha gente que se casó con la primera persona con la que salieron. En Estados Unidos, en este día y época, eso es simplemente inaudito. Parece como si los hombres jóvenes y las mujeres experimentan muchas relaciones sobre sus vidas jóvenes. Y, si bien esto no es un post anti-noviazgo, hay que señalar que muchas de estas relaciones parecen iniciarse sin pensar realmente en el matrimonio como la meta final, sino simplemente con el propósito de divertirse y querer recibir algún tipo de validación personal a través de la relación. Aunque la inmoralidad sexual ciertamente va a lastimar a su futuro cónyuge (por supuesto, debo decir que usted puede recibir perdón por esto a través de Cristo, y ese es el propósito de por qué Él vino a salvarnos), incluso las relaciones donde la pareja actúa como si ellos estuviesen casados ​​mientras salen de novios pueden herir a su futuro cónyuge. El hecho es que no conocemos el plan de Dios para nosotros. Muchas personas han perdido a sus novias hasta la muerte. A pesar de la creencia de que durarán para siempre, la mayoría de las relaciones de noviazgo terminan en una ruptura. Debemos tener ojos solamente para nuestras esposas y esposos ( Job 31:1 ). La pregunta es si su futuro cónyuge le cuestiona acerca de esta relación pasada ¿contestará sin problemas de ello o se avergonzará? La mayoría de las personas que leen esto todavía creen que su relación es la excepción. Aún así, ir demasiado rápido en la relación hará daño a su futuro cónyuge, incluso si su futuro cónyuge es con el que está saliendo actualmente.

  • Es un mal ejemplo para otros que lo ven

Tal vez usted no ha considerado esto, pero muchos en la iglesia le están observando. Muchos son más jóvenes que usted, y en una relación de noviazgo o este en una en un futuro no muy lejano. Por supuesto, todo el mundo es responsable de sus propias acciones, pero podemos jugar un papel importante en ayudar a los ojos más jóvenes a nuestro alrededor para aprender a glorificar a Dios. Los hombres y mujeres jóvenes que me rodeaban y que salían con "el camino correcto" eran un gran estímulo para mí. No sólo pude emularlos y tratar a Jenny de la misma manera, sino que, a su vez, pude animar a otros que estaban observando nuestra relación.

Tener esa conversación temprano durante nuestra propia relación de noviazgo marcó una gran diferencia. Tuvimos la oportunidad de reevaluar cuánto tiempo pasamos juntos y complacer al Señor más en nuestra relación. Ambos comenzamos a servir más en nuestra iglesia y enfocándonos en otros, también. Era una convicción darnos cuenta de que, simplemente porque estábamos puros, no significaba que estuviéramos siendo sabios o sin pecado. Era crítico para nosotros entender -y creo también para usted- que nunca es demasiado tarde para establecer el botón de reinicio, arrepentirse y comenzar a salir de la manera correcta. Dios te perdonará y ha proporcionado una manera de ayudarte a salir sabiamente a fin de servir a la Iglesia local y obedecer Su Palabra.