lunes, noviembre 30, 2015

El Último Sermón de Swasey

ESJ-039

El Último Sermón de Swasey

Por Jordan Standridge

Garrett Swasey fue el oficial asesinado tratando de rescatar a las personas en un centro de Planned Parenthood en Colorado Springs. Swasey recibió un disparo mientras salvaba a la gente en un lugar que él aborrecía. Era un anciano de una iglesia que cree en la inerrancia de la Escritura, y que el aborto es malo.

Deje que esto le invada.

Un hombre que odiaba el aborto y odiaba el asesinato que dio su vida ayudando a los demás-no dudó en ir a Planned Parenthood a salvar vidas.

clip_image001

— Milkshakes Anytime (@MomMilkshake) November 28, 2015

Garrett Swasey también fue un predicador. Era un anciano en Hope Chapel en Colorado Springs.

En su último sermón (se puede escuchar la todo aquí), el anima a su congregación a considerar a Cristo y al Evangelio. Él parece ser un tipo bastante de buen humor, con una visión baja de sí mismo y un alto concepto de Jesús. Pero una cosa que dijo en su último sermón se quedo pegado a mí. Dijo que nunca parecía ser citado en las cosas que le gustaría, sino siempre era citado en las cosas que dijo que no le gustaban (cada predicador probablemente sabe exactamente lo que quiere decir con eso).

Bueno, en honor de su esfuerzo heroico y nuestro común amor por Cristo, me gustaría honrar al Señor citando cosas que Swasey dijo en su último sermón. Espero que os bendiga, como a mi lo ha hecho.

Jesús no se avergüenza de llamarnos hermanos, por lo tanto, no hay que tener vergüenza de llamar a cada uno de los otros hermanos en Cristo. No nacemos hermanos, sino que es algo que nos sucedió después del nacimiento.

Somos redimidos por Cristo a pesar de nuestra traición.

Si hemos sido capaces de estar más atentos seríamos capaces de amar más a Cristo y ser capaces de obedecerle más.

Somos parte de una familia. Su pecado me afecta y mi pecado le afecta. La exhortación viene con el territorio, que es parte de ser parte de la familia de Dios.

Debemos tener en cuenta con precisión nuestro estado caído, pero es fácil estar absorto en sí mismo. Cuando estamos considerando con exactitud nuestra condición caída muy rápidamente simplemente nos enfocamos en eso y olvidarnos acerca de Cristo y nos olvidamos del Evangelio. Incluso en un intento de ser más atento a ello! Sin embargo, no somos el objeto de nuestra propia fe. ¡Cristo lo es!

Uno de los retos es que la idea de Emmanuel (Dios con nosotros) se convierte en un lugar común. Creo que es importante para nosotros renovar y refrescar nuestras mentes de cuan increíble es que Dios caminó entre nosotros.

Éramos enemigos de Dios una vez. Para comprender verdaderamente esto, tenemos que entender que el hombre en su estado natural se opone a Dios. Nos gusta pensar que son neutrales, no, no son neutrales, y es importante también entender que Dios se opone al hombre a causa del pecado. Así que hay este choque pasando entre Dios y el hombre a causa del pecado.

Con Dios tenemos esta mentalidad que no queremos cambiar. ¡Me gusta mi pecado! ¡Disfruto de mi pecado! ¡así que en medio de todo eso decidimos cambiar a Dios!

La gente dice: “Yo soy una persona medianamente decente!” “Dios va a dejar a todos entrar al cielo, porque Él es tan amoroso y misericordioso.” Esto realmente disminuye la idea de qué es el pecado, y cómo afecta nuestra relación con Dios y cómo Él se opone a ello.

Tendemos a querer hacer lo nuestro —“un individualismo resistente.” Pero en los asuntos espirituales que somos totalmente dependientes de Cristo. ¡No podemos estar delante de Dios en nuestros propios méritos!

Jesús es la piedra angular, nosotros solo somos más que piedras que se añaden a ella. Jesús es el constructor de la casa, y El que recibe mayor gloria que la casa. Y si estamos en la casa, El se lleva más gloria que nosotros.

Nuestro objetivo no es dar gloria a nosotros mismos, sino traer gloria a Dios. ¿Cómo? Al transformar nuestras vidas por medio del Evangelio. Separados de ello no se puede hacer, no en nuestras propias fuerzas.

Todo lo que tenemos viene de Dios y todo lo que tenemos debe glorificar al Señor. Y todo lo que necesitamos es proporcionada por Dios, porque Cristo es suficiente.

La perseverancia no es algo que hacemos con el fin de obtener la salvación; no es más que la evidencia de que nosotros estamos en la casa del Señor. Así que si usted no está en la casa del Señor, usted no es perseverante. La perseverancia es la evidencia de nosotros estar en la casa del Señor; no es el medio para que nosotros estemos allí. Si lo fuera, sería obras (Lee Ef. 2: 8-9). No somos salvos por la perseverancia; ¡somos salvos por la gracia!

Si oís hoy su voz. Si escuchas Su voz hazlo hoy. No mañana, no me dejes dormir en ello;¡Hoy! ¡Antes de que sea demasiado tarde! Si oís hoy Su voz, no endurezcáis vuestros corazones!

EL TERMINO SU SERMON CON ESTAS PALABRAS INCREIBLES

Douglas MacArthur dice, “La historia de fracaso se puede resumir en dos palabras: Demasiado tarde.” Creo que habla de la ilustración que voy a dar, donde el diablo y sus secuaces están ideando planes para que la gente rechace el evangelio . Así que uno de ellos propone: “Bueno, vamos a ir a ellos y vamos a decirles que no hay Dios.” Y el silencio se impuso sobre el grupo, ya que, todo demonio sabía que la mayoría de la gente cree en una especie de Ser Supremo. “¡No hay ateos en las trincheras! ' Otro dijo: “Vamos a decirlees que no hay infierno, no hay castigo futuro para los malvados.” Eso fue rechazado también porque los hombres, obviamente, tienen conciencia y saben que el pecado tiene que ser castigado de alguna manera. Y de manera que este encuentro estaba a punto de terminar en un fracaso. Y llegó esta voz en el fondo de la sala. “Vamos a decirles que hay un Dios, hay un infierno, y que la Biblia es la Palabra de Dios, pero les decimos que hay mucho tiempo para decidir. Dejen que descuiden el evangelio hasta que sea demasiado tarde.” Y todo el infierno estalló en júbilo, porque sabían que si un hombre se demora en Cristo por lo general nunca lo aceptará.

Hay mucho para nosotros a considerar hoy. … Debemos tener en cuenta el objeto de nuestra consideración. ¿Qué es? Vamos a exhortamos unos a otros a considerar a Cristo, no como nos lo imaginamos, sino como lo que está escrito de El en las Escrituras. ¡Y, por último, no debemos endurecer nuestros corazones al Evangelio!

Oremos.

Señor, Tú eres tremendamente paciente con nosotros, y esa paciencia puede convertirse en una falta de atención, pensando que de algún modo tu gracia, la paciencia y la misericordia es algo que debemos considerar, como una posición predeterminada en la que no hay juicio o castigo por el pecado. Señor, que nosotros consideremos la gracia como lo que realmente es: un tremendo regalo costoso que Te costará todo, para que podamos tener una relación contigo. Y debido al alto precio de ese regalo, que podamos hacer que Tu y el Evangelio sea lo principal de nuestras mentes como lo más valioso que poseemos, como cantábamos esta mañana, "Tu puede tener todo en este mundo, pero dame a Jesús!" Danos a Ti! Así que Señor mientras cantamos Pte pido que nuestros corazones estén atentos a Ti, que te consideremos a Ti y lo que has hecho, y que no nos quedemos aquí, pero a medida que avanzamos durante el día ... que esto sea la conversación que esté en nuestros labios, que esto sea lo que publiquemos en Facebook, que esto sea en lo primordial de nuestros estudios de la Biblia, que leamos con atención reconociendo que don precioso eres! En el nombre de Jesús, Amén.

Oremos por Hope Chapel en Colorado Springs, ore por la familia hermosa del oficial Swasey. Y que podamos todos aprender del pastor Swasey, a valorar la vida sabiendo que es Dios quien la da. Que seamos valientes en la vida, tengamos los ojos fijos en el cielo e imploremos a los que nos rodean a entender que la vida es corta, y que hoy es el día de salvación!