miércoles, noviembre 11, 2015

¿Es Toda Adoración Igualmente Aceptable a Dios?

Post-ESJ-12

¿Es Toda Adoración Igualmente Aceptable a Dios?

Tim Barnett

Me he vuelto cada vez más preocupado por la actitud arrogante que muchas personas tienen acerca de cómo se acercan a Dios. Hay muchas personas que creen que no importa cómo se llega a Dios, siempre y cuando usted venga. Ellos creen que el verdadero Dios tomará su adoración en cualquier forma y para cualquier dios y la transpondrá sobre Sí Mismo. En este punto de vista, en realidad no importa como adore, siempre y cuando sea sincero. Implícita en esta forma de pensar está la creencia de que todas las religiones adoran al mismo Dios.

Por ejemplo, los hindúes devotos adoran sinceramente Brahma como creador, Vishnu como protector, y Shiva como juez.¿Hemos de entender que el verdadero Dios tomará la adoración dada a estos tres dioses diferentes y aplicarlo a sí mismo? Desde esta perspectiva, Dios no está realmente interesado en los detalles de cómo y a quien adore, siempre y cuando usted está dando su mejor esfuerzo.

La gente dentro y fuera de la Iglesia creen que esto es cómo Dios actúa. Ellos creen que Él está más preocupado por la sinceridad de la persona que de la veracidad de lo que la persona cree acerca de Dios. Sin embargo, hay dos pasajes de las Escrituras que arrojan algo de luz sobre este tema. En primer lugar, mire a Génesis 4:1-5:

Y el hombre conoció a Eva, su mujer, y ella concibió y dio a luz a Caín, y dijo: He adquirido varón con la ayuda del Señor. Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas y Caín fue labrador de la tierra. Y aconteció que al transcurrir el tiempo, Caín trajo al Señor una ofrenda del fruto de la tierra. También Abel, por su parte, trajo de los primogénitos de sus ovejas y de la grosura de los mismos. Y el Señor miró con agrado a Abel y a su ofrenda, pero a Caín y su ofrenda no miró con agrado. Y Caín se enojó mucho y su semblante se demudó..

¿Estaba Caín adorando al Dios equivocado? ¿Estaba Caín no siendo sincero? Creo que podemos responder "no" a ambas preguntas. Entonces, ¿por qué Dios no aceptó la ofrenda de Caín? Creo que la respuesta es clara: A pesar de que Caín no estaba acudiendo al Dios equivocado, estaba acudiendo al Dios correcto en una manera equivocada. Caín no creía en Dios menos que Abel. Caín era sincero en su ofrenda. Él era un trabajador de la tierra y pensó que la ofenda del "fruto de la tierra" sería aceptable. Resulta que a pesar de que Caín era sincero, estaba sinceramente equivocado.

El problema estaba en cómo Caín se acercó a Dios. Caín ofreció lo que él quería, no lo que Dios había prescrito. (Imagínese cuánto peor hubiera sido si Caín se hubiese acercado a un dios diferente por completo!)

Usted puede ver lo mismo en Levítico 10: 1-3:

Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron sus respectivos incensarios, y después de poner fuego en ellos y echar incienso sobre él, ofrecieron delante del Señor fuego extraño, que El no les había ordenado. Y de la presencia del Señor salió fuego que los consumió, y murieron delante del Señor. Entonces Moisés dijo a Aarón: Esto es lo que el Señor habló, diciendo: “Como santo seré tratado por los que se acercan a mí, y en presencia de todo el pueblo seré honrado.” Y Aarón guardó silencio.

Aquí vemos que lo mismo suceda de nuevo, pero esta vez Dios ejecuta juicio inmediato. Observe cómo, al igual que Caín (y a diferencia de los que adoran a Vishnu y Shiva), Nadab y Abiú no estaban adorando a un dios falso. Por lo que podemos decir, ellos estaban tratando de adorar y complacer al único Dios verdadero. Sin embargo, la forma en que adoraban no era como Dios les había mandado, y Dios los castigó por su error.

Creo que estos dos ejemplos demuestran la importancia de la forma en que nos acercamos a Dios. Tenemos que tener los detalles correctos. Si es importante cómo adoramos, ¡cuánto más importante es a quien adoramos! Dios es increíblemente santo y será adorado en Sus términos, no en los nuestros. Y Sus términos son que debemos venir a Él a través de Jesucristo solamente.