lunes, noviembre 23, 2015

La Ética Bíblica, el Gobierno y los Refugiados

ESJ-023

La Ética Bíblica, el Gobierno y los Refugiados

Por Jesse Johnson

La Revista Relevant corrió recientemente un post llamado "Lo que la Biblia dice acerca de cómo tratar a los refugiados". Para ayudar a entender de dónde están viniendo, recuerde que Relevant parece existir principalmente para comparar la ética cristiana a cualquier causa célebre que haya capturado a los niños en estos días . La lista fue frustrante de leer no debido a lo que dijo, sino lo que omite (para ahorrarle el clic, lo esencial es que los cristianos deben abrir sus fronteras a los refugiados).

Pero el problema real de los refugiados es más profundo que eso, y es otra prueba de la infantilización del pensamiento evangélico que los teólogos actuales piensan que la cuestión de los refugiados sirios debe resolverse señalando a la ley levítica dejando a los extranjeros cosechar en su campo de grano.

A riesgo de sonar pedante, este es un tema complejo, con los intereses y la ética que le competen. A saber:

¿La ética cristiana en el gobierno?

En primer lugar, ¿deben los gobiernos ejercer la ética cristiana? Si en el contexto de un debate sobre un proyecto de ley en el Congreso que regulando a los refugiados de Siria, una persona va a argumentar que la ley levítica nos debe guiar, ¿significa eso que el Congreso debería estar influenciado por la ética de la Biblia?

Yo digo que sí, el Congreso debe estar guiado por la ética bíblica. Pero no pude dejar de notar que las personas que hagans los argumentos de que "Levítico diga que usted debe recibir a los refugiados" -sólo un par de semanas atrás - diciendo que los trabajadores del gobierno no debían seguir su religión, pese al reloj. ¿Recuerda a Kim Davis?

clip_image002

Pero tomaré una victoria en donde puedo, y así por el bien de esta discusión vamos a estar de acuerdo en que el gobierno debe operar sobre la base de los principios bíblicos.

¿Ley Levítica para los EE.UU.?

La Ley Levítica relativa a los refugiados se basa en el hecho básico de que Dios cuidó de Israel mientras ella fue esclavizada en Egipto y mientras ella estaba vagando en el desierto, por lo que debía cuidar a los demás que fueron esclavizados y ahora son refugiados En este video, Michael Grisanti del Maester’s Seminary sostiene que Deuteronomio 10: 18-20 es un pasaje clave que explica esta dinámica:

“El hace justicia al huérfano y a la viuda, y muestra su amor al extranjero dándole pan y vestido. Mostrad, pues, amor al extranjero, porque vosotros fuisteis extranjeros en la tierra de Egipto. Temerás al Señor tu Dios; le servirás, te allegarás a El y sólo en su nombre jurarás.”

Está claro que la Ley de Moisés mandó a los israelitas a cuidar a extranjeros y peregrinos. Pero esto depende de una pocas presuposiciones, no menos importante de los cuales es que el propio Israel había purgado los ídolos desde dentro de sus propias fronteras. Deuteronomio 10 está rodeado de pasajes sobre la idolatría (9 es la reprensión por el becerro de oro, y el 11 es la apelación a los hijos de Israel de romper con la adoración de ídolos).

En otras palabras, Israel se suponía que era un faro de la verdad en medio de un mundo de mentiras. Y cuando el pueblo quería la verdad, ellos huían a Israel. Cuando el pueblo estaba desesperado (como en el caso de Ruth) o en esperanza (como en el caso de la Reina de Sheeba), entonces Israel sería el lugar que podían venir y encontrar Yahvé.

Hasta el punto con el cual coincido de Relevant con tomar a los refugiados, es aquí mismo: Dios cuidó de Israel cuando fueron perseguidos, por lo que aquellos que adoran al Dios de Israel deben cuidar a los demás que son perseguidos.

¿Esto se aplica a los EE.UU.? Pues bien, en la medida en que conceda que nosotros también fuimos fundados con el favor de Dios como una nación de libertad religiosa, entonces el principio se aplica. Dios ha demostrado bondad a nuestro país, y nuestro país ha sido a menudo un lugar de refugio para los que huyen de la persecución religiosa. De hecho, esta es una característica de nuestra historia: reverenciamos la libertad religiosa, y damos bienvenida a otros que lo hacen también.

La Responsabilidad del Gobierno de proteger:

Este es el asunto que demasiado a menudo es pasado por alto por los políticos de sillón que empuñan solamente Deuteronomio 10. Los que están en el gobierno tienen una responsabilidad adicional más allá de dar bienvenida a los refugiados como Israel se suponía debía hacer. Ellos son llamados por Dios para proteger a sus ciudadanos del daño (Gen 9:6 ; Hechos 14:6; Romanos 13:4-5; 1 Pedro 2:13-14). Así que si usted acepta que las legislaturas de gobierno deben seguir la ética bíblica, entonces usted tiene que preguntarse: ¿qué ética se aplica a esta situación?.

¿Cuál es la situación? Una nación desgarrada por la guerra y el genocidio en gran medida impulsado por su liderazgo tiránico y el odio de Cristo en esencia se ha derrumbado. Ellos han estado bombardeados a los rusos, gaseados por su propio gobierno, y los cristianos allí han sido perseguidos por los musulmanes que huyen. Muchos de ellos están tratando de huir ilegalmente a través de la tierra en Europa, o intentado hacer cruces peligrosos del Mediterráneo.

Pero los mismos terroristas que están devastando Siria (e Irak) están siguiendo los refugiados a Europa. Es una situación horrible: a medida que más personas mueren trágicas muertes cruzando a Europa, una presión política mayor se pone en Europa para abrir sus fronteras y permitir a cientos de miles de estos refugiados. Entre mas abierta se vuelve Europa, más fácil es para los terroristas entrar también.

El resultado es una situación compleja moral. Un líder cristiano en Europa (o en los Estados Unidos) tiene que preguntarse legítimamente a sí mismo que seria el equilibrio? ¿Cómo equilibrar el deseo de rescatar a los refugiados con el deseo de mantener a los terroristas fuera de su propio país?

Esto no es simplemente una cuestión política tampoco. En los Estados Unidos hay varios demócratas que están a favor de hacer una pausa el programa de refugiados de Siria, y hay varios republicanos a favor de la ampliación de la misma. Así como es complejo teológicamente, también es complejo políticamente.

Recuerde que el bombardeo del maratón de Boston fue perpetrado por los hermanos en los Estados Unidos como refugiados. Los ataques de París fueron similarmente planeados por personas que llegaron a Europa haciéndose pasar por refugiados.

Ahora, mientras usted recuerda eso, pretenda que es un líder político en los EE.UU., alguien que en realidad tiene la autoridad para aumentar el flujo de refugiados sirios en el país, o que tiene la autoridad para detener el flujo completo. Mientras usted lucha a través de la emisión, usted esta consciente de que su trabajo de acuerdo a la Biblia es la de proteger a su gente. Su trabajo como un creyente en Cristo es demostrar la ética bíblica, que también incluye mostrar bondad a los refugiados. Ambos son principios dados por Dios que usted debe equilibrar.

Mientras imagina el dilema al que una persona se enfrenta, ¿Entiende usted ahora lo superficial que hace que el cristianismo se vea si los líderes cristianos están diciendo que el asunto es tan simple como Ley Levítica acerca de los refugiados?

La verdad es que en un mundo caído esto es difícil. Obviamente la compasión es un valor aproximado de riesgo, y, obviamente, la compasión no es digna de cada riesgo. Usted debe amar a su prójimo, y para aquellos en el gobierno sus vecinos son los ciudadanos que ellos protegen, así como a los refugiados que huyen, y estos están a menudo en tensión.

La respuesta cristiana debe ser orar por sabiduría por nuestros líderes, orar por la seguridad de nuestra nación, y aprovechar cualquier oportunidad que tengamos para mostrar amor y misericordia a los que han perdido su país de origen.