lunes, septiembre 26, 2016

Los Atributos de Dios en la Consejería Bíblica: Paz

ESJ-015 2016 0926-001

Los Atributos de Dios en la Consejería Bíblica: Paz

Por Dave Dunham

Nuestra época es la "época de ansiedad." El número de ciudadanos con ansiedad es astronómico. Por lo tanto, cuando Dios se revela como el Dios de paz nos debe dar una pausa. Este atributo de Dios puede ser un medio para una esperanza real y ayudar a aquellos que luchan con la preocupación crónica.

La Biblia no nos dice simplemente que Dios posee la paz, sino que Él es la paz. Al igual que todos los atributos de Dios, Él es la esencia misma de esta característica. En varios lugares Pablo identifica a Dios como el "Dios de paz" ( Romanos 15:33; 2 Cor 13:11 ). Es decir, Él se identifica por paz; esta incrustado  Su propia naturaleza. Más específicamente, tal vez, Jesús es aclamado como el "Príncipe de Paz", una vez más, un nombre que le identifica con el atributo ( Is. 9: 6 ). Aun cuando Dios nos promete la paz El lo hace con un lenguaje bastante singular, al hablar de "mi paz" (Juan 14:27; Juan 16:33). La paz está íntimamente conectada con Jesús y nuestra experiencia de paz está íntimamente conectada a nuestro conocimiento de Jesús. La paz no es más que un atributo que Dios posee, es parte de la esencia de Su naturaleza.

La importancia de esto no puede ser exagerada para nosotros como creyentes. Como consejero regularmente asigno la tarea a los aconsejados de meditar en los atributos de Dios. Meditando en el "Dios de la paz", en particular, puede alimentar un nivel de confianza y seguridad que se basa en quién es Dios y Su relación con nosotros. Esta es precisamente la razón de porque Pedro nos dirige hacia Dios cuando se aborda el tema de la ansiedad con los cristianos en Asia Menor.

Hay todo tipo de razones por las que una persona puede sufrir de ansiedad. Hay razones biológicas y bioquímicas (arritmia cardíaca, los desequilibrios en la tiroides, etc.) que necesitan tratamiento médico que deben abordarse. Sin embargo, cuando las causas pueden ser la solución psicológica / espiritual de la Biblia es mirar al “Dios de paz.” Pedro lo dice de esta manera:

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que El os exalte a su debido tiempo, 7 echando toda vuestra ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de vosotros. (1 Pedro 5:6-7)

El pasaje describe un camino hacia la paz que se basa en el carácter de Dios.

Pedro exhorta a los cristianos ansiosos empezar hacia la paz al resolver "humillarse" ante Dios. Tal vez resulte sorprendente para algunos, la ansiedad en realidad puede ser una emoción muy arrogante. Se supone que debemos ser capaces de controlar más de lo que somos. Asume que debemos ser capaces de manejar nuestro mundo perfectamente. Asume que debemos ser súper mamá, súper papá, o super-pastor. Creemos que podemos lograr todo, hacerlo todo, manejar todo, y la ansiedad se produce como resultado de no ser capaz de controlar nuestro mundo de la manera que pensamos que podíamos. Por lo que la demanda de "ser humilde" es una demanda correcta de Pedro. Si la ansiedad está relacionada con orgullo, con el controlar, entonces el primer paso para tratarla se basa en conocer al Dios de paz y humillarnos delante de El.

Cuanto más sabemos de este Dios, más podremos acceder a la paz que El da. Añade que podemos "echar" nuestras ansiedades sobre Él, porque "Él tiene cuidado." El Dios de paz también es un Dios de amor. El es paz y amor y estas dos cosas encajan perfectamente. Podemos descansar en paz cuando nos rendimos el control de este Dios de amor. El le da paz cuando nos rendimos a Su amorosa Señorío.. La persona ansiosa puede encontrar consuelo y seguridad al venir a Dios. Su carácter trae tranquilidad al alma ansiosa. Su carácter impulse nuestro propio descanso. Los atributos de Dios son activos en que a medida que El se comunica a nosotros, la esencia divina está comunicando paz a nosotros. Dios es paz, y los que le conocen encuentran que ellos también pueden tener paz.

Como consejero me parece que la reflexión sobre la paz de Dios es a menudo un medio de gran alegría y consuelo para la gente. Quiero que la gente a la que ayudo conozca que Dios se identifica tanto con este atributo que El se hace llamar “nuestra paz” ( Ef 2:14). A medida que entienden esto y fijan sus mentes en ello, Dios dice que El nos va a llevar hacia la paz (Is. 26: 3). Hay muchas cosas que podemos y debemos hacer para ayudar a combatir la ansiedad (hablo de muchas de estas cosas en nuestra nueva programa de estudios de Transformación en DVD , reserve su copia aquí ), pero si antes no conocemos al Dios de paz ninguno de ellos ascenderá a una ayuda verdadera y duradera. Los consejeros bíblicos pueden señalar al Dios de paz y, al hacerlo, animan a sus aconsejados a descansar confiadamente en la esperanza.