lunes, abril 04, 2016

Cómo el Norte Puede Servir al Sur

ESJ-20160404

Cómo el Norte Puede Servir al Sur

Por Edgar Aponte

El Contexto

En 1996, el cantautor guatemalteco Ricardo Arjona lanzó "Si El Norte Fuera El Sur" . En esta canción, en un espíritu tipo Willie Nelson, Arjona explora y critica las diferencias culturales-políticas, así como la relación entre Estados Unidos y América Latina. Hay un montón de similitudes entre el norte y el sur-al final los dos somos occidentales. Sin embargo, tenemos diferentes culturas, diferentes modos de pensar y diferentes herencias.

Mientras que el Evangelicalismo alcanzó el norte a través de la teología de hombres como John Cotton, Thomas Hooker y Roger Williams, en América Latina ha sido a través de la teología de la gente como EW Kenyon, Kenneth Hagin y Kathryn Kuhlman. De este modo el evangelicalismo en América Latina es una amalgama del pensamiento positivo, el evangelio de la prosperidad, el moralismo teológico, el subjetivismo, con un toque de anti-intelectualismo. A pesar de esta herencia, en las últimas décadas hemos visto un despertar reciente de una sana enseñanza evangélica, algo que debe valorarse y por lo que debemos alabar a Dios.

Cuando nos enfrentamos a la situación anterior, algunas personas preguntan: pero ¿qué pasa con los cientos de misioneros de las iglesias estadounidenses que han sido enviados en los últimos 60 años en diferentes países de América Latina?

Dos cosas: en primer lugar, no todos los misioneros eran evangélicos solidos; algunos parecían más como "voluntarios del Cuerpo de Paz" que misioneros tipo William Carey. En segundo lugar, la mayoría de los misioneros fueron a grupos de personas particulares y no a las principales ciudades. Al hacerlo limitamos nuestro trabajo misionero a las zonas aisladas, dejando el resto del país sin ser evangelizado. Sin embargo, estamos muy agradecidos por su trabajo fiel en lugares remotos como las selvas de América del Sur. Es un tipo de trabajo que debemos estimular y mantener el apoyo.

Como consecuencia de estos dos fenómenos, una herencia de teología deficiente y una obra misionera concentrada en lugares indígenas, el Sur se ha caracterizado por un analfabetismo teológico. Por lo tanto, haciendo de los pastores blancos fáciles de distorsiones como el ‘evangelio’ de decláralo, reclámalo y recíbelo. Cuando los pastores e iglesias no se basan en un fundamento teológico sólido, cualquier viento de falsa enseñanza los llevará.

Cualquier movimiento misionero Latino sostenible debe tener un sano fundamento en el Evangelio.

Sirviendo a América Latina

¡Usted puede servir con entrenamiento! Una gran cantidad de iglesias en los Estados Unidos, por diferentes razones, quieren hacer la obra del Evangelio en el mundo de habla hispana, pero no saben cómo. Estoy convencido de que a pesar de todos los desafíos que la Iglesia evangélica enfrenta en América del Norte, la iglesia de habla Inglés está bien equipada para servir a la Iglesia en América Latina. El Norte tiene lo que le falta al Sur, y que es la formación. La iglesia de habla Inglés está saturada con buena literatura evangélica y también tiene escuelas y seminarios evangélicos fieles, que el Sur carece.

La idea de un pastor-teólogo y pastor-misionero ha estado ausente de la mentalidad del evangelicalismo en el Sur. Cuando leemos la historia de la iglesia, cualquier obra importante del Espíritu ha sido impulsada teológicamente. Vemos esto en la Reforma, en el Primer Gran Despertar y el Movimiento Misionero Moderno.

Creemos en una América Latina que pueden evangelizar a su propia región y llegar a otras partes del mundo. Sin embargo, cualquier movimiento misionero Latino sostenible debe tener un sano fundamento en el Evangelio. Si no capacitamos a nuestros pastores sobre cómo llevar la Biblia y enseñar todo el consejo de Dios, éstos seguirán siendo vulnerables a los blancos fáciles de los falsos evangelios como el evangelio de la prosperidad, el moralismo teológico, y el sincretismo religioso.

Hay instituciones como el Seminario Southeastern sirviendo de esta manera, mediante la asociación con seminarios más pequeños en lugares como Oaxaca y Santo Domingo mediante la formación de líderes y facultades con maestrías, mientras que también están poniendo en marcha becas para latinos para buscar un doctorado con el compromiso de que tienen que volver a sus respectivos países para enseñar y escribir cuando terminen su doctorado. Muchas iglesias también están patrocinando el mismo tipo de ministerio.

Así que amigos del Norte, piensen en la capacitación y la enseñanza cuando se piense en servir a las iglesias del Sur. Y ore para que Dios pueda usar ese trabajo para su gloria, la edificación de la Iglesia y la salvación de millones de personas.


Edgar sirve como Director de Desarrollo de Liderazgo Hispano e instructor de Teología en el Seminario Southeastern en Wake Forest, Carolina del Norte Síguelo en Twitter: @EdgarRAponte  

Publicado originalmente aquí